USAP: La universidad colaborará con el proceso de investigación

911
USAP
Lea el comunicado de la Universidad Privada de San Pedro Sula.

CORTÉS, HONDURAS. La Universidad de San Pedro Sula (USAP) emitió un comunicado luego del hecho violento ocurrido dentro de sus instalaciones, el cual dejó como resultado la muerte de un estudiante que recibió un balazo accidentalmente.

En primer lugar, USAP lamentó el fallecimiento del joven Edgar Josué Obando Alcerro, de 19 años de edad, estudiante de la carrera de Agronomía, ultimado por uno de sus amigos, pero de la facultad de Ingeniera en Sistemas, quien supuestamente manipuló una pistola propiedad del occiso y disparó por error.

«Nos solidarizamos con sus familiares ante tan irreparable pérdida y les extendemos nuestras más sinceras condolencias», reza el escrito de la USAP.

Más adelante, USAP reconoció que dentro de sus normas académicas está la prohibición del uso de armas, «lo cual se considera una falta grave». Sin embargo, el comunicado no reveló cómo el revolver fue ingresado a la universidad. «Aunque doloroso, es un hecho aislado».

Asimismo, la Universidad Privada dijo «condenar» el hecho, y en ese sentido, aseguró que colaborará con las autoridades en el proceso de investigación.

Lea también: SPS: hombre que apunta a estudiantes con su arma en la UNAH

A continuación el comunicado íntegro:

Versión de la Policía: el detenido confesó

Según le versión de la Policía Nacional, un universitario identificado con el nombre de Henry Madrid, de 18 años de edad, confesó que él disparó accidentalmente a Obando Alcerro cuando «manipuló un revolver al interior de un Honda Civic color rojo», detalló el reporte. La Policía detuvo al estudiante responsable.

Carro en el que estaban los jóvenes universitarios.

«Accionó accidentalmente el arma de fuego, hiriendo por la espalda al supuesto propietario del arma, ciudadano muerto, Edgar Josue Obando», agregó la Policía.

Cabe señalar que tras la ocurrido, varias personas que estaban en el campus brindaron auxilio al joven, que gritaba en busca de ayuda. Al muchacho lo trasladaron hacia un hospital privado, pero murió minutos después de ingresar.