TEGUCIGALPA, HONDURAS. El nuevo informe del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), demuestra que cada vez se encuentran «picardías» adicionales en el proceso de compra de los hospitales móviles, así lo expresó ayer el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Armando Urtecho.

A través de medios locales, Urtecho manifestó que son “picardías” adicionales que no están escritas en las facturas.»Hasta ahora se habla de una comisión para el vendedor. El informe del CNA no solo se refiere a la compra de los hospitales móviles, sino también, en el equipo de todos los insumos médicos”, señaló Urtecho.

De igual forma, el ejecutivo dijo que el documento del organismo anticorrupción refleja la sobrevaloración de precio de los hospitales móviles, al indicar que tienen un valor real de 14 millones de dólares y no $47 millones, como se manejó en un inicio.

En ese sentido, el profesional del derecho expresó que “el Ministerio Público tiene bastante para divertirse en la búsqueda de información y también en las declaraciones de los funcionarios de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H)”.

Para finalizar, el miembro del COHEP criticó que todavía no se tiene claro cuánto se le pagó a la empresa proveedora de los hospitales móviles.

Nota relacionada: Caso «hospitales»: 20 contenedores estarían listos para salir de portuaria

COHEP: Pandemia dejará la pérdida de casi un millón de empleos

Ayer, director ejecutivo del COHEP también advirtió que mientras más alarguen la no apertura de la economía, aumenta el riesgo de que más gente pierda sus empleos formales»

Urtecho expresó lo anterior luego que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), avizorara para los países de la región una contracción económica sin precedentes debido a la pandemia de la COVID-19.

«Unos 600 mil puestos de trabajo del sector formal podrían perderse. Pero estimamos que, si incorporamos a los empleos informales, sumarían el millón de empleos que se perderían», dijo Armando Urtecho, a TIEMPO Digital.