Unos 200 no videntes serán afectados si cierra Escuela «Luis Braille»; claman ayuda ante abandono

308
Escuela para Ciegos
El director de la Fundación solicito ayuda a la población para continuar con los servicios.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. El problema que viene enfrentando la Escuela para Ciegos “Luis Braille”, a falta de ayuda por parte de las autoridades los ha llevado a hacer un llamado, y anunciar un posible cierre de sus instalaciones.

Ante ello, TIEMPO Digital, contactó al director Rubén Vásquez, quien manifestó que ellos tienen alrededor de 33 años de estar operando en San Pedro Sula, y son una institución que funciona de manera gratuita.

En ese sentido, trabajan con donaciones por parte de la empresa privada, algunas aportaciones particulares, la municipalidad, y un pequeño subsidio del gobierno que apenas cubre el 35%. Por lo que, la Escuela para Ciegos «Luis Braille» esta abandonada.

Lea también: SPS: escuela para ciegos anuncia cierre por falta de dinero; ¿Cómo ayudar?

Según informó el director, todas estas ayudas se encuentran detenidas, incluyendo la del gobierno, a raíz de ello, han presentado la crisis económica. Por lo cual, hicieron el llamado a las autoridades tras no recibir la aportación gubernamental, y finalmente recibieron un llamado prometiendo que agilizarían tramites.

Sin embargo, los miembros de la escuela, temen que solo sea “una promesa” y no cumplan, ya que ellos están trabajando con el papeleo que les están solicitando, y lo único que les dijeron es que debían esperar.

La disponibilidad de recursos con que cuentan hasta estos momentos es nula, con mucho esfuerzo han estado trabajando, en clases virtuales con los alumnos. No obstante, algunos de ellos no cuentan con las herramientas necesarias, como aparatos electrónicos.

“Hay varios alumnos que no están participando en las clases por esa falta de recursos”, expresó Rubén.

¿Cuántos alumnos tienen?

El director indicó que atienden alrededor de 200 alumnos con discapacidad visual en la zona norte, la mayoría de ellos, menores de edad, aproximadamente una cifra de 120, contando desde 1 año de edad en adelante.

Los servicios que brindan van desde atención temprana, kínder, niños de escuela. Y, otros programas para los adultos como el uso del bastón, trabajar desde casa, y cocina.

Cuentan con más instalaciones

Además de las personas de la zona norte, la Fundación Braille, tiene sedes en otras regiones, como la Entrada, Copán, Danlí, La Ceiba y El Progreso. Para todas ellas la administración se maneja desde la instalación en San Pedro Sula, por lo que al estar en dificultad se afecta a todas.

Cuentan con cinco profesores, tres de ellos personas no videntes, y dos de ellos que se han capacitado y trabajan con la escuela para algunos programas en específico.

Meses de crisis

En La Escuela para Ciegos «Luis Braille» están abandonados, vienen atravesando este problema desde hace unos 5 meses. Rubén Vásquez reveló que ya habían trabajado en un proyecto por parte de las autoridades, pero este quedó olvidado, ya que cada que preguntan los envían con otras personas, y están en ese “vaivén”.

Presupuesto que manejan

En las declaraciones, el director manifestó que el presupuesto mínimo que ellos manejan para operar es de 1 millón de lempiras anuales. De eso, el gobierno solo cubre el 35% por lo que, lo demás ellos lo gestionan por su cuenta.

Agregado a esta crisis, la situación que tienen estas personas no videntes, ya que ellos, necesitan tocar para poder reconocer objetos. En ese caso, con la pandemia la dificultad es aún mayor, y tienen que ser más cuidadosos

“Si usted no puede donar, pero tiene algún contacto, o amigo que pueda aportar, sería una valiosa ayuda”, finalizó el profesor Vásquez.

Si quiere donar

Número de cuenta: 11201 0126 139  A nombre de Fundación Luis Braile de Honduras

También se pueden contactar al número del director Rubén+504 32129362


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre #COVID19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn