UNICEF: Enviar niños a la cárcel no reducirá violencia en Honduras

322
Luz Ángela Melo
Luz Ángela Melo representante de UNICEF en Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS.-Luz Ángela Melo, representante en Honduras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), manifestó que no es necesario enviar menores a las cárceles para reducir índices de violencia.

Merlo dijo que los niños no son los que trafican drogas, ni representan la mayoría en los temas delincuenciales.

“Nosotros no creemos que endurecer las medidas o enviar algunos niños a la cárcel va cambiar la situación de violencia. Los niños no son los que trafican drogas, los niños no son la mayoría de asesinados”, aseveró la representante de UNICEF en Honduras.

Luz Merlo manifestó que si se ve el porcentaje de adolescentes detenidos en los centros para ellos con  respecto a los adultos detenidos en las prisiones de Honduras, no representan más del 3 por ciento de toda la población carcelaria de Honduras.

“Esto refleja que no son los adolescentes la mayoría que están cometiendo crímenes en Honduras, ellos están siendo utilizados”, expresó Merlo.

Para Luz Merlo esta situación se debe aprovechar para hacer un análisis sobre lo que sirve en cuestión de violencia en Honduras y que se abra un debate sobre la situación de la niñez en el país.

Aseguró Merlo que si existen menores de edad asesinando, representan una minoría. Por eso hay que avocarse a datos y establecer cuantos niños participan. Y si lo están, son víctimas de la presión por parte de adultos.

Casa Alianza:

Por otra parte, José Guadalupe Ruelas, director de Casa Alianza, aseguró que el problema no es bajar la edad punible, si no que el Estado se preocupe por rehabilitación de menores.

Ruelas explicó que en el país se tiene una ley que en principio permite castigar a la persona menor de edad que comete una infracción o un delito, pero el Estado de Honduras no cumple con la rehabilitación de los menores.

“Los procesos de rehabilitación, eso no se ha cumplido. Y como no se ha cumplido eso estamos pagando las consecuencias de la no rehabilitación”, añadió.

Asimismo, explicó que la brecha social se ha ido incrementando  y este ha producido un sistema de desprotección.

Rueda

“Cuando un criminal en un barrio o colonia amenaza a un joven para llevar un paquete, un celular, un mensaje o cobrar extorsión, este joven no tiene a quien recurrir”, relató Guadalupe Ruelas.

Aseveró que la población al avocarse a la policía o autoridades sienten que no existe una protección plena.

“Esta desprotección afecta no solo a niños. También hombres y mujeres que están a merced de los delincuentes”, declaró Ruelas.

El director de Casa Alianza dijo que para bajar la edad punible se deben analizar los factores adyacentes. Y desde ahi ener respuestas integrales.

Guadalupe Ruelas añadió, que “contrario a eso, tendremos como resultado más niños presos. Niños en una escuela del crimen. En una cárcel para adultos, pero la situación en barrios y familia podría ser la misma”.

Explicó que cuando el gobierno habla de edad punible, es poner a los niños con los privados de libertad adultos.

Lo anterior, no significa que los menores de edad se rehabilitarán en algún centro especial. Más vienconvivirían con delincuentes de muchos años.