UNICEF a AMLO: México también separa a niños migrantes de sus padres

35
unicef
Según la jefa de Protección a la Infancia de UNICEF en México, hay menores que permanecen detenidos más de tres meses.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) envió un contundente mensaje a quien se convertirá en el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y le recordó que su país también contribuye, junto a Estados Unidos, a la separación de niños migrantes de sus padres.

UNICEF lanzó un informe titulado “Desarraigados en Centroamérica y México”, que habla sobre el masivo flujo migratorio de países centroamericanos hacia el norte.

El documentos establece que los ojos se han centrado únicamente en Estados Unidos, como nación donde culmina el sueño americano. Sin embargo, en el camino, países como México también son despiadados con quienes buscan mejores oportunidades.

En el caso de México, cuando detiene a familias, separan a los niños y los llevan a una zona aislada. Mientras tanto, las madres pueden quedarse acompañando a sus hijos menores.

Dora Giusti, jefa de Protección a la Infancia de UNICEF en México, pidió a ambos países acelerar el proceso de reunificación familiar. “El impacto que tiene la separación y la detención genera un estrés tóxico que puede generar repercusiones de por vida, como trastornos psicológicos”, explicó.

AMLO asumirá la presidencia el próximo 1 de diciembre y Giusti manifestó que las demandas ya se le trasladaron. UNICEF instó a a México a poner fin a la práctica de detención de niños por su condición de migrantes.

Al contrario, les pidieron protegerlos, mantener sus familias unidas y abordar las causas que les obligan a huir de sus países de origen; tales como la falta de desarrollo económico y la violencia en Centroamérica.

UNICEF habla sobre los casos centroamericanos

El informe indica que al menos 286,290 migrantes que viajaban a Estados Unidos fueron interceptados en la frontera norte de México entre octubre de 2017 y junio de 2018. De ellos, 37,450 eran menores de edad que emprendieron la travesía en solitario.

Además, UNICEF calcula que entre 2016 y 2017 casi 60 mil menores de Guatemala, Honduras y El Salvador fueron retenidos en estaciones migratorias, en lugar de ser hospedados en albergues, como indica la ley.

Hay casos de menores que pasan detenidos más de tres meses, según Giusti. “Si no los trasladan a un albergue se desesperan y ya no quieren pedir refugio. Para ellos, México es la estación migratoria y no quieren vivir así”, describió.

Finalmente contó que en casos de niños de Guatemala son retornados en camión; al tiempo que se ubican en un albergue en la frontera, desde donde se contactan las familias.

El proceso con los hondureños y salvadoreños se demora más, puesto que las deportaciones se hacen en avión. Esto debe costearse por las autoridades del estado mexicano donde se detuvo al menor. No siempre tienen el presupuesto para hacerlo.

Fuente: El Diario de NY