UNAH: 84 % de empresas hondureñas cumplen con medidas de bioseguridad

171
UNAH
La mayoría de empresas en Honduras, más de un 80 %, están cumpliendo con las medidas de bioseguridad necesarias, según la UNAH.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El 84 % de las empresas hondureñas están siguiendo las directrices de bioseguridad necesarias para evitar más contagios de COVID-19, según reveló un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La investigación la desarrolló el Instituto de Investigaciones Económicas de la máxima casa de estudios. Su director, Ricardo Matamoros, desveló los resultados, con los que se busca conocer más sobre el panorama de Honduras ante efectos de la pandemia en la economía.

Otro hallazgo del análisis es que casi el 80 % – 77.9 % de empresas también están haciendo cambios en sus modelos de negocio; es decir, adaptando nuevas modalidades como el servicio de entregas a domicilio. Además, están optando por actividades más tecnológicas para potenciar sus ventas, como afiliarse a aplicaciones y otros softwares.

Cabe aclarar que los porcentajes están basados en encuestas. Por lo que, la realidad podría estar condicionada a que quien llenó el documento plasmó información veraz.

«El 84 % dijo que ya estaban usando los implementos de bioseguridad y siguiendo otras medidas. Esto es muy positivo; sin embargo, esto no significa que haya sido fácil para estas empresas», explicó.

De igual interés: UNAH habilita chat para brindar apoyo psicológico durante la pandemia

Impedimentos 

En una pregunta más abierta que incluyó el instrumento utilizado, las personas consultadas describieron cuáles han sido sus dificultades para adaptarse a los manuales pertinentes. Resultó que el inconveniente más grande es la insuficiencia económica para adquirir todo lo necesario para protegerse.

«El 64 % de las empresas dijo que el dinero es la mayor barrera para poder implementar las medidas; e imagínese que más del 70 % de las empresas no están recibiendo ingresos y, aún así, tienen que hacer inversión en las medidas de bioseguridad», detalló.

En la lista de problemas, según el estudio de los datos, también está que no tienen acceso a los insumos. Ahí se incluyen las mascarillas, guantes, desinfectantes, entre otros; el motivo es que, aunque haya disponibilidad de capital, no hay suficiente oferta por parte de los proveedores ante la alta demanda.

Una dificultad más que se encontró es la ausencia de personal capacitado. Eso, según los economistas involucrados, se debe a que los procesos de instrucción toman bastante tiempo y no hay suficiente provisión de los mismos.

Por tanto, recomiendan la creación de más programas de capacitación y el fortalecimiento de los ya existentes; de esa manera, los trabajadores tendrán las competencias y el conocimiento adecuado para seguir las directrices.

Otros impedimentos que concluyó la investigación de la UNAH recaen en las instalaciones físicas. Las mismas no están adecuadas para cumplir con los requisitos; tendrían que pasar por costosas remodelaciones con ese fin. Por último, también se especificó que 18 % de las empresas ni siquiera tenían certeza de qué medidas debían implementar.

La fase número uno de la reapertura económica inició el lunes ocho de junio; esa misma etapa se mantendrá debido al alza en la cantidad de casos de COVID-19 registrados en los últimos días.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo