30 C
Honduras
martes, octubre 19, 2021

Una noche de pánico en el Morazán

SAN PEDRO SULA- Las medidas que adoptó la policía para control de la afición en los estadios, en vez de generar un ambiente de seguridad y tranquilidad, terminaron llevando pánico y caos tanto en las afueras del Morazán como en el interior del inmueble.

El viernes anterior en una conferencia de prensa las autoridades policiales anunciaron las prohibiciones para los aficionados y la que menos gustó fue la de mostrar la tarjeta de identidad antes de ingresar al sector de sol.

Fue así que a falta de 15 minutos para iniciar el partido Real España-Real Sociedad hubo un enfrentamiento entre algunos integrantes de la Mega Barra y la policía. Los elementos de seguridad les pidieron que se formaran en fila para entrar al estadio y eso provocó atrasos, por lo que los seguidores aurinegros comenzaron a presionar para que su ingreso fuera más rápido.

“Como seguridad es muy buena, pero es demasiado lento el ingreso, yo siempre vengo al estadio y he ingresado rápido, el sábado me tocó hacer una fila de 45 minutos”, dijo el aficionado Denis Cáceres.

Al pasar los minutos, el partido comenzó y en la gradería de sol este, se contaban los pocos aficionados que habían ingresado, a todo esto había al menos unos 600 seguidores esperando entrar a presenciar el juego.

Los ánimos se caldearon cuando un policía dio la orden de cerrar el único portón de acceso, lo que molesto aún más a la Mega Barra que exigían entrar a ver el partido.

Al no ceder la Policía, los seguidores de la Máquina iniciaron una turba empujando los portones y tirando piedras a los de seguridad, algunas personas lograron ingresar a la fuerza a la gradería.

Los agentes al ver la turba decidió lanzar dos bombas lacrimógenas, que según la policía fue para dispersar la avalancha de jóvenes ingresando al estadio.

Todo este zafarrancho llegó al engramillado, pues se jugaban 15 minutos del partido entre Real España y Real Sociedad, y se tuvo que suspender por espacio de 21 minutos, ya que los portones de acceso a la cancha se abrieron para proteger la integridad física de muchos aficionados que fueron trasladados de sol este a sol sur.

Pero antes de abrirse los portones, un aficionado salto a la cancha para llamar la atención y que ayudaran a muchas mujeres y niños que estaban atrapados sin poder hacer nada y que fueron alcanzados por el gas lacrimógeno.

El presidente del Real España, Mateo Yibrín, “las medidas tomadas por la policía está haciendo que la gente se vaya de sol este y nos está causando una enorme pérdida de dinero y esto afecta al fútbol de Honduras”.

También el mandamás de los aurinegros manifestó que no tenían conocimiento de las prohibiciones que había hecho públicas la Policía. “Nosotros no sabíamos nada. Me parece que las prohibiciones no están del todo mal, solo que muy apresurada, esto tuvo que ser lanzado unos dos meses antes del inicio del campeonato, para concientizar bien a la gente”, dijo Yibrín.

Asimismo añada que “si seguimos así va a ver déficit y vamos a perder mucho dinero”.

Daños

Se dañó una patrulla de turismo y algunos miembros de medios de comunicación fueron heridos.

Violencia 2
En el zafarrancho se vieron afectados mujeres y niños que fueron auxiliados por la Cruz Roja.

 

Violencia 3

Los agentes se protegen en el sector de sol este cuando la barra empezó a lanzar piedras.

 

Violencia 4

Las mujeres estaban desesperadas al escuchar que se habían lanzado bombas lacrimógenas.

 

 

 

 

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido