«Un te amo y dos besos», así dijo adiós el «superman» Muñoz

1153
Adios al
Padecía de una enfermedad poco común, llamada Hemofilia

CORTÉS, HONDURAS. Un ejemplo de lucha y amor por la vida, tal como lo era Josué David Muñoz, conocido como el «superman» Muñoz, perdió la batalla este jueves 15 de octubre  en el Hospital Mario Catarino Rivas.

A lo largo de los años demostró la verdadera lucha por la vida, desde pequeño padecía de una enfermedad poco común, llamada hemofilia, en la cual la sangre no coagula normalmente y se presenta en 1 de cada 5000 hombres.

Sus amigos y familiares  lo describen como un gran ser humano, alegre, amoroso, un gran padre y esposo, temeroso de Dios,  que hasta en los peores momentos siempre era un entusiasta.

Sus últimos días

El 22 de septiembre Muñoz se sometió a una operación de emergencia, debido a una débil condición física a causa de un derrame en su cerebelo.

«Recuerdo que hace 25 días antes de entrar a la primera cirugía el neurocirujano que lo operó me dijo que tenía 1 % probabilidades de salir de la cirugía por lo complicado de su caso y que él no volvería a ser igual por el lugar del cerebro que había sangrado, pero aún así yo firmé la autorización y gracias a Dios salió de esa cirugía haciendo cosas que no estaba supuesto hacer, moviendo sus manos, sus pies, me reconoció, le pregunte ¿Quién soy? Y me respondió «Bella» (así me decía) luego me dijo: «Te Amo» y me tiró 2 besos, todo esto con dificultad pero para mi fue un grandioso regalo que Dios me dio porque fue lo último que escuché decir de su boca».  Escribió Nancy de Muñoz, esposa de Josué Muñoz.

David Muñoz junto a su esposa e hija.
David Muñoz junto a su esposa e hija.

Una lucha entusiasta

En honor a su lucha, su esposa Nancy de Muñoz, a través de las redes sociales narró todo su trayecto juntos hasta el último de sus días.

«No voy a negar que separarse del amor de tu vida sea algo fácil, para nada, esto es duro, pero si fue un tema hablado con Josué en muchas de sus miles de crisis y batallas de salud que libramos juntos y en cada una de ellas«.

«Josué David Muñoz siempre me dijo «no tengas miedo, esto puede pasar y si pasa me voy con el Señor», recuerdo que en medio de su dolor esta frase me la decía sonriendo y esto es lo que me da una alegría y paz enorme en medio de esta tormenta».

«Me imagino a Josué llegando a la presencia de Dios diciendo: «Qué espectacular» «Jueeeeee», corriendo, saltando sin dolor de rodillas, sin miedo a sangrar por la hemofilia, sin pensar en que no hay factor 8 y sin tener que ir al hospital».

«Ya me lo imagino bromeando, riéndose con esa forma particular que el tenía cuando estaba entre nosotros y haciéndole bullying (del bueno)a todos por allá, si, esa era la especialidad de Josué, molestón como nadie, agárrense allá en el cielo que llegó Josué »

«Estoy tranquila porque sé que Josué está ya con el Señor en una vida eterna alabando y adorando a Jesús su salvador, ¡Qué emoción!».

Un hombre de Dios 

«Cumplió su misión aquí en la tierra, llenó de amor, de luz, sirvió al Señor todos los días de su vida y a su prójimo, amó con todo su ser a cada persona que tuvo la oportunidad de conocerlo.»

«Que bendición la mía que ese corazonzote que tenía me lo diera a mí y me lo entregó al 100 cada día que Dios nos permitió vivir juntos».

«Pero el mejor regalo que me dio fue que el me presentó a Cristo, él fue ese instrumento que Dios usó para que yo conociera a Jesucristo y le entregara mi vida.»

«Ayer que me despedí de él di gracias a Dios por la vida de Josué, por la familia que formamos y porque realmente fuimos muy felices».

«Hasta pronto mi Superman Muñoz ahora tienes un cuerpo glorificado, no más dietas ni comida de conejo como me decía. Gracias por darme tanto amor hasta de más.»

El "superman" Muñoz
Era conocido como el «superman» Muñoz.

Lea también: Fallece Sor María Rosa, a sus 93 años de edad