Un rayo de luz: COVID-19 disminuyó contaminación en China

586
COVID-19
Las emisiones de gases contaminantes a nivel mundial se han reducido debido a las cuarentenas provocadas por el nuevo coronavirus. China, lugar de origen del padecimiento, muestra grandes cambios.

Más de 243 mil casos de personas contagiadas de COVID-19 han dejado cerca de 10 mil decesos. Los efectos negativos del padecimiento alrededor del planeta son innumerables.

Aún así, dice el dicho que «detrás de lo malo, siempre viene algo bueno«. Y es que, aunque a costo humano bastante alto, nuestro planeta necesitaba un respiro. Ocupaba aislarse de nuestra especie para, de alguna forma, sanarse.

Los satélites de monitoreo de la National Aeronautics Space Organization (NASA) y la Agencial Espacial Europea (ESA) han detectado que, tras la problemática del nuevo coronavirus, el nivel de dióxido de nitrógeno (NO2) ha bajado alrededor del mundo, y más específicamente, en China.

El dióxido de nitrógeno se genera tras procesos de combustión a altas temperaturas, como los que sostienen los automotores y las plantas eléctricas, además de fábricas.

Aunque no sería el único motivo, la desaceleración económica que ha dejado la pandemia sería un porqué principal del cambio.

De igual interés: Pandemia de Covid-19 se extenderá hasta junio, aseguran en China

Cronología de reducción de polución

Cerca de finalizar el año anterior, doctores de Wuhan, China trataban decenas de casos de una neumonía singular: muy fuerte y con un origen desconocido.

Días después, tras análisis de laboratorio, investigadores confirmaron que los síntomas eran causa de un nuevo coronavirus: SARSCoV2. Luego, se denominó a la enfermedad como COVID-19, por las siglas en inglés de enfermedad de coronavirus.

Aproximadamente el 23 de enero de este año, autoridades del país asiático habían cerrado el transporte que entraba y salía de la ciudad previamente mencionada. Las empresas locales también dejaron de abrir; todo esto, en búsqueda de reducir la propagación del virus, que se originó en un mercado exótico local.

Mapas provistos por la ESA indican que los valores de NO2 en china del uno al 20 de enero (antes de la cuarentena) eran muy inferiores a los presentados entre el 10 y el 25 de febrero (durante la cuarentena).

COVID-19
Mapa que demuestra la alta densidad de dióxido de nitrógeno antes de la cuarentena por COVID-19 y su posterior desplome.

En base con la opinión de científicos de la NASA, la reducción de contaminación fue evidente por primera vez en la ciudad de origen del virus, pero se terminó expandiendo por todo el país.

«Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan amplia para un evento específico», dijo Fei Liu, investigadora de calidad del aire en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

En otros países, como Italia, se dice que las aguas se están aclarando y los animales están volviendo a aparecer en lugares donde no estaban. En España también bajó la contaminación. ¿Cuál es la verdadera plaga?