Un mes del crimen de Collier: recuento del caso que ha estremecido al país

187
Un mes del crimen de Collier
Un mes del crimen de Collier y todavía son más preguntas que respuestas. Ningunos de sus amigos quiere decir lo que realmente pasó.

Tegucigalpa, Honduras. Hoy 11 de noviembre se cumple un mes de aquel misterioso crimen ocurrido la noche del pasado 11 de octubre, cuando al menos seis jóvenes departían en una fiesta, que con el transcurso de las horas se convirtió en tragedia.

Cinco jóvenes detenidos, el arma homicida sin aparecer, y un asesinato que aún está por esclarecerse. Suceso que ha conmocionado a gran parte de la población hondureña.

Sí, Carlos Emilio Collier Núñez de 20 años de edad es la víctima mortal de este caso. Un joven universitario al que sus “amigos”, en circunstancias hasta el momento desconocidas, le habrían quitado la vida.

Todo comenzó la cálida tarde del miércoles 11 del pasado mes cuando Collier estuvo reunido en las cercanías de su casa de habitación en la colonia Rio Grande, al sur de Tegucigalpa, capital de Honduras.

“Carlitos” como era conocido cariñosamente por sus seres más allegados, departía con sus vecinos Elías Taufic Chaín de 28 años de edad, Carlos Alfredo Alvarenga de 26 años y James Alexander O’Connor Márquez de 24. Además, de uno de sus mejores amigos José Carlos Zamora de 19, y Olga María López Ferrufino de 22, quien era la única que no residía en la zona.

Es así que se fue desarrollando la noche, y a eso de las 9 de la noche, Carlos regresó a su casa. Sin embargo, minutos después, Alvarenga a quien le dicen “Susano”, fue a buscarlo para que continuaran departiendo.

Ante la insistencia de “Susano”, Collier pidió permiso a su padre hasta que este se lo otorgó, sin saber que sería la última vez que vería con vida a su hijo. Seguidamente, se montaron al vehículo que conducía  O’Connor, un Suzuki color azul.

Carlos Collier, en compañía de José Carlos Zamora y otro de sus amigos.

En el asiento delantero iba Olga, mientras que atrás se acomodaron los otros 4 ocupantes. Acto seguido, se dirigieron a una licorera de la zona con el objetivo de reabastecerse de bebidas y continuar con la parranda.

Sin embargo, el trago amargo de la noche se presentó a eso de las 11:30; apenas dos horas después de haberse despedido de su padre. Taufic Chaín llegó a la casa de Collier e informó que Carlitos había muerto.

Un poco exaltado, Chaín dijo al padre de Carlos Emilio, que su hijo se había suicidado. Al mismo tiempo, indicó que su cadáver estaba en un basurero en una calle secundaria que conecta la colonia Loarque con el Anillo Periférico.

Lea también: MP solicitará pruebas de ADN a “amigos” vinculados en caso Collier

48 horas después del asesinato de Carlos Collier

Casi dos días después de haber asesinado a Collier, la DPI capturó a los sospechosos.

Pasadas las 48 horas de trascender la muerte del joven universitario, la Policía Nacional, en acompañamiento de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), captura en distintos sectores de la capital, a cuatro de los cinco señalados por darle muerte a su propio «amigo».

Los primeros en caer fueron  Elías Taufic Chaín, Carlos Alfredo Alvarenga, James Alexander O’Connor Márquez, y Olga María López Ferrufino. Mismos que fueron llevados ante un juez para iniciarles el debido proceso.

No obstante, José Carlos Zamora, considerado por la familia de Carlos Collier como el mejor amigo de la víctima, seguía prófugo de la justicia hondureña.

Sin embargo, la juez Dariela Galo, que inicialmente conocía el caso Collier, dictó medidas distintas a la prisión para los primeros cuatros implicados en la muerte de Carlos Collier.

Pero, luego de la presión mediatica de los medios de comunicación y población hondureña, la jueza se recusó. En su lugar, otra togada tomó las riendas del caso que ha causado conmoción en el país.

La nueva juez, decidió mantener las medidas distintas a la prisión y dejar que los imputados se defendieran en libertad por el delito de encubrimiento. Esto, con la condición que no pueden salir del país. Además que tendrán que ir periódicamente a los Juzgados capitalinos a firmar.

La entrega de José Carlos Zamora

El joven llegó a los tribunales capitalinos acompañado por su apoderado legal.

José Carlos Zamora, el último implicado en el crimen contra su amigo Carlos Emilio Collier, se presentó voluntariamente el viernes 27 de octubre a los juzgados de Tegucigalpa, tras permanecer huyendo por más de 15 días.