Un grupo de inmigrantes hondureños están presos en albergues de Chiapas, mientras la caravana llegó a Pijijiapan

410

Cortés, Honduras. Inmigrantes hondureños han denunciado que fueron víctimas de engaño y se encuentran prisioneros en los centros de refugio de Chiapas, México.

Según lo dijeron varios ciudadanos, las autoridades del Instituto Nacional de Migración los tuvo detenidos en sus instalaciones antes de llevarlos a los albergues, pero no los dejan salir de estos.

También afirman que «no pueden recibir remesas de sus parientes en Honduras o en Estados Unidos», en el caso de algunos. Para hacer más precaria la situación, los migrantes dicen que la comida «solo fue buena al principio, pero que actualmente los está enfermando, sobre todo a los niños, que ya presentan casos de desnutrición o problemas estomacales».

Lea: Senadores norteamericanos envían carta a Trump y denuncian represión de gobierno hondureño

Un ciudadano, que no quiso revelar su identidad, afirmó que ni agua les quisieron dar ya. Las madres se quieren ir porque están desesperadas. «Supuestamente nos dijeron que solo nos iban a dar un permiso, no que nos iban a detener. No queremos quedarse en México».

Por lo anterior se solicita que la presencia de organizaciones de derechos humanos.

Puede ser una  tortuosa espera

Cuando ya estaban en los albergues, las autoridades de Chiapas le aseguraron a los inmigrantes que los documentos para transitar por México saldrán hasta dentro de dos meses aproximadamente; por lo que hasta la Navidad y la pueden pasar en esos lugares.

El gobernador del estado de Chiapas les prometió que su paso era por México, y que iban a un albergue de puertas abiertas. «Los niños están sufriendo. Nos están tratando de manera humillante y psicológicamente nos están humillando. Ayer una compañera se desmayó. Estamos custodiados por los federales», enfatizó otro hondureño.

La Caravana de Migrantes descansa hoy en Pijijiapan

Antes de las 11:00 am (hora de México), el primer grupo de los más de 7,000 inmigrantes centroamericanos (más de Honduras) llegaron a Pijijiapan, Chiapas. Salieron aproximadamente a las 4:00 am de  Mapastepec para evitar el calor y el Sol durante su travesía. Muchos aprovecharon el «jalón» que les dieron algunos motoristas.

En la plaza central de Pijijiapan, que está techada, se concentraron para descansar. También recibieron alimentos y ropa. Algunas personas llegaron deshidratados y con llagas en los pies, por lo que también les dieron atención médica.

Héctor Meneses, alcalde de Pijijiapan, emitió un comunicado en el que dijo que el municipio que lidera había recibido en la «mañana la Caravana de migrantes de los diferentes países de Centroamérica».

«El día de hoy pasarán la noche en los diferentes espacios acondicionados como el albergue, en el parque Miguel Hidalgo, el Auditorio Municipal y la Unidad Deportiva.

También agregó que los servicios que le están dando a los transeúntes se «está llevando a cabo con orden, respeto y disciplina».

Por otro lado, los organizadores de la caravana advierten a sus integrantes que no deben separarse o quedar se rezagados porque corren el riesgo de ser deportados.