Katy Perry
La red social felicita a la primera persona en haber alcanzado la increíble cifra de 100 millones de seguidores.

La cantante y compistora estadounidense Katy Perry se ha convertido en la primera persona de la historia de Twitter en conseguir la extraordinaria cifra de 100 millones de seguidores en la red social. Además, superando a estrellas como Taylor Swift y Justin Bieber, y a líderes mundiales como Donald Trump o Barack Obama entre otros.

La propia red social ha felicitado en su cuenta oficial a Perry con un video recopilatorio de su actividad en Twitter. Asimismo, una etiqueta en honor a su último álbum, ‘Witnnes’.

La cantante, que se unió a la plataforma en febrero de 2009 y ha publicado más de 8.500 tuits. Además, ha agradecido a Twitter que le permita estar en estrecho contacto con sus seguidores.

Katy Perry

Twitter es un servicio de microblogging, con sede en San Francisco, California, con filiales en San Antonio (Texas) y Boston (Massachusetts) en Estados Unidos.

Twitter, Inc. fue creado originalmente en California, pero está bajo la jurisdicción de Delaware desde 2007. Desde que Jack Dorsey lo creó en marzo de 2006, y lo lanzó en julio del mismo año, la red ha ganado popularidad mundial. Y se estima que tiene más de 500 millones de usuarios, generando 65 millones de tweets al día. Y maneja más de 800 000 peticiones de búsqueda diarias.6 Ha sido denominado como el «SMS de Internet».7

La red permite enviar mensajes de texto plano de corta longitud, con un máximo de 140 caracteres, llamados tweets, que se muestran en la página principal del usuario. Los usuarios pueden suscribirse a los tweets de otros usuarios – a esto se le llama «seguir». Y a los usuarios abonados se les llama «seguidores». Además, a los 8 «followers» y a veces tweeps9 (‘Twitter’ + ‘peeps’, seguidores novatos que aún no han hecho muchos tweets). Por defecto, los mensajes son públicos, pudiendo difundirse privadamente mostrándolos únicamente a unos seguidores determinados.

Los usuarios pueden twitear desde la web del servicio, con aplicaciones oficiales externas (como para teléfonos inteligentes). Además, mediante el Servicio de mensajes cortos (SMS) disponible en ciertos países. Si bien el servicio es gratis, acceder a él vía SMS comporta soportar tarifas fijadas por el proveedor.