Localizan grandes fragmentos del Tu-154 siniestrado en el Mar Negro

321
Tu-154
Nadie sobrevivió en la catástrofe que, según las primeras hipótesis, sería resultado de un fallo técnico o un error del piloto

RUSIA. Los buzos implicados en la operación de búsqueda cerca de Sochi localizaron varios fragmentos grandes del Tu-154. Que cayó la víspera en el mar Negro, informó el Ministerio ruso de Emergencias (MChS).

«A las 13.20, los buzos (…) del MChs encontraron en el mar Negro varios fragmentos del avión siniestrado.  Los restos de la aeronave podrían encontrarse a 27 metros de profundidad y a una milla de la costa», consta en el comunicado.

Por su parte, una fuente próxima a la operación dijo que fueron hallados cuatro fragmentos de la aeronaves, uno de los cuales mide cerca de 4 metros. Para sacarlos a la superficie, añadió, sería necesario utilizar una grúa flotante.

El FSB revela las cuatro principales hipótesis del siniestro del Tu-154 En la mañana del 25 de diciembre.

Un Tu-154 del Ministerio de Defensa ruso que partió de Moscú con destino a Latakia, Siria, cayó en el mar Negro. A unos seis kilómetros de la costa, poco después de despegar del aeropuerto de Sochi donde hizo una escala para repostar.

A bordo de la aeronave se encontraban ocho tripulantes y 84 pasajeros. En su mayoría, integrantes del Conjunto de Canto y Danza Alexándrov del Ejército ruso.

Quienes se dirigían a Siria para dar un concierto ante los militares emplazados en la base de Hmeymim.

Tu-154 siniestrado

En la operación de búsqueda de cuerpos y fragmentos de la aeronave, que se lleva a cabo las 24 horas al día. Participan 3.500 personas, 39 embarcaciones, 135 buzos, 7 batiscafos, 5 helicópteros, así como drones.

Nuevos vídeos desde el lugar del siniestro del avión ruso Tu-154 Nadie sobrevivió en la catástrofe.

Según primeras hipótesis, sería resultado de un fallo técnico o un error del piloto. Hasta el momento se recuperaron 11 cuerpos. El presidente ruso, declaró el 26 de diciembre día de duelo nacional por las víctimas del accidente del Tu-154.

Fuente: Mundo