TSC revela: Deuda de L42 millones dejó la entrega de bolsas solidarias

550
bolsas solidarias
La deuda con proveedores asciende a 42 millones 187 mil 977 lempiras y que a la fecha no se ha pagado, según el TSC.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una millonaria deuda que asciende a 42 millones 187 mil 977 lempiras con proveedores dejó la primera fase de entrega de bolsas solidarias previo a la aprobación del PCM-025-2020, según reveló una auditoría del Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

El informe denominado «reporte del control concurrente y fiscalización en las compras de productos alimenticios y maquilación de bolsas solidarias por parte de BANASUPRO», consta de dos partes: COVID1 y COVID2.

De acuerdo a uno de los auditores que expuso los hallazgos del informe, el COVID1 enmarca las acciones emprendidas previo a la aprobación del PCM 025-2020 que da apertura a la entrega de bolsas solidarias; mientras que el COVID2 se refiere a las entregas realizadas posteriormente a la aprobación del citado decreto.

Sin embargo, según el TSC los principales hallazgos se muestran en la etapa COVID1. En ese sentido, un auditor recordó cuando el presidente Juan Orlando Hernández en una cadena nacional anunció sobre la operación de entrega de alimentos a los hogares más  pobres del país.

Luego de ello, se procedió a la elaboración de 32 mil 805 sacos y 35 mil 502 bolsas solidarias bajo el programa Honduras Solidaria. Las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) se encargaron de las entregas.

Lea también: Bolsas solidarias: Captan a funcionario trasladándolas a su restaurante

Incongruencia administrativa

Una vez que se creó el PCM-025-2020, (etapa COVID2), surge el proceso de contratación con los proveedores de los productos que están en las bolsas solidarias y es por un valor de 364 millones 221 mil 792 lempiras, según el TSC.

Para el 15 de mayo del año en curso, se habían elaborado 1 millón 106 mil 887 bolsas. Y a la fecha se ha hecho el pago de 166 millones 983 mil 882 de lempiras de los L 364 millones del proceso de contratación.

En ese contexto, el TSC detalló que en la etapa COVID1 se muestra la primera incongruencia administrativa al identificar que el Consejo Directivo de BANASUPRO no le aprobó al gerente general el gasto ejecutado para la elaboración de sacos y bolsas.

Pese a ello, el gerente general junto a sus colaboradores elaboraron 32 mil 805 sacos y 35 mil 502 bolsas. Eso acarreó una deuda con los proveedores por 42 millones 187 mil 977 de lempiras y que a la fecha no se ha pagado, enfatizó el auditor del TSC.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo