¡Trump firma orden! No más familias separadas pero continúa «Tolerancia Cero»

159
tolerancia cero
Donald Trump firmando la orden ejecutiva en el Despacho Oval.

Aunque la política migratoria de «Tolerancia Cero» se mantiene vigente en Estados Unidos, el presidente republicano, Donald Trump, cumplió lo que anunció este día más temprano cuando firmó una orden ejecutiva para detener la separación de familias en la frontera.

Antes de emprender su viaje a Minnesota y sentado en el Despacho Oval firmó el documento que pone fin al sufrimiento de más de 2 mil menores separados de sus padres cuando emprendían viaje a EE.UU. para solicitar asilo.

En presencia de medios de comunicación aclaró que la orden ejecutiva no significa el cese a las acciones contra la inmigración ilegal. “Vamos a tener fronteras fuertes, muy fuertes, pero vamos a mantener las familias juntas”, expresó Trump.

Asimismo, el presidente estadounidense declaró que no le gustó la idea y sensación de las familias separadas. Hasta el momento, la Casa Blanca no emitió el texto de la orden ejecutiva pero las declaraciones de Trump son claras.

El caso generó conflicto a lo interior del partido republicano. Incluso líderes y personajes que apoyan al actual presidente reaccionaron indignados por las condiciones inhumanas en los centros de detención de migrantes.

Continúa la política «Tolerancia Cero»

La política de “Tolerancia Cero” actualmente ocasiona la separación de más de 45 familias hondureñas. Lo que deja como consecuencias el trauma de los menores de edad al momento de alejarse de sus padres.

Los niños y niñas se trasladan a lugares desconocidos con personas ajenas a ellos. Asimismo establece un proceso de deportación inmediata para sus padres y de judicialización en los casos de los niños. El procedimiento se extiende por varios meses.

Lea la nota completa: “Tolerancia Cero”: hondureños en EEUU se suicidan por política anti-inmigrante

A consecuencia de la política anti-inmigrante se reportó el suicidio del hondureño Marco Antonio Múñoz. Él fue separado de su esposa e hijo por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El lamentable hecho se reportó en la frontera de McAllen, Texas, el 11 de mayo del presente año. La frustración de alejarse de sus seres queridos llevó al compatriota a tomar la fatal decisión quitarse la vida.