Tribunal de Cuentas investiga 25 policías de alto y mediano rango

La investigación se deriva desde el año 2000 a la fecha y los investigados también son "funcionarios de alto nivel, gerentes, administradores y son de diferentes instituciones".

197
policías de alto y mediano
Policías son investigados por el TSC

TEGUCIGALPA. Según reveló, Ricardo Rodríguez, magistrado del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), hay 50 expedientes de 25 policías de alto rango que son investigados por delitos de corrupción.

Agregó que la investigación se deriva desde el año 2000 a la fecha y los investigados son «funcionarios de alto nivel, gerentes, administradores y son de diferentes instituciones».

De igual forma, reveló que en las indagaciones «hay unos 25 Policías de alto y mediano rango».

Policías de alto y mediano

Además, comentó que hay unos siete mil expedientes de distintas administraciones en proceso de investigación.

Sin embargo, aclaró que las investigaciones cuestan, ya que hay que visitar diferentes instituciones para obtener la información.

Puedes leer: Cae comisionado en retiro y dos personas más por lavado de activos

Antecedentes

En otra nota, de enero a junio de 2017 se hicieron y se presentaron informes finales de 97 auditorías en el TSC de diferentes entidades del país.

Lo anterior según el portal del TSC, donde se publican los informes de las auditorías terminadas.

Una fuente consultada por Tiempo Digital indicó que hay muchas más auditorías en el campo, por lo que no manejan cifras exactas. Pero confirmó que la cifra anterior son de las auditorías terminadas.

Respecto a las informes finales de auditorías de 2016 de enero a junio se contabilizaron 84, cifra que este año sobrepasó. Las auditorias se han realizado en lugares centralizados, descentralizados y dirección de fiscalización.

¿Pero qué es una auditoría?

Las auditorías se basa en el examen de algún proceso, mecanismo o sector, para ver cuál es su rendimiento. Las auditorías siempre se han considerado como el examen y control de la situación económica de la empresa.

El fin de la auditoría es ver qué va mal y cómo se puede mejorar la empresa.

Auditar es someter las cuentas de una empresa a examen para saber cómo está actualmente la empresa. Y al finalizar la auditoría se sabe hacia dónde debe ir a partir de ese momento. Sin embargo, ahora son muchos los aspectos que se pueden auditar en una empresa sin necesidad de realizar un examen general de la empresa.

Es decir, que se pueden realizar controles de algún sector de la empresa concreto, o de algún ámbito organizacional.