Más de tres mil pastores rechazan bono: «No lo hemos solicitado»

1080
pastores rechazan bono del gobierno
El tema de la entrega de un "bono a los pastores" ha generado controversia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La entrega de una compensación económica o bono a líderes religiosos ha sido tema de discusión en los últimos días Honduras, y la misma polémica llevó a 3,000 pastores a declinar la oferta.

La Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica de Honduras fue la primera en rechazar este beneficio, asegurando que los obispos desconocían el decreto. En esta ocasión, otro sector de la Iglesia Evangélica se pronunció en contra del bono.

Se trata de la Colación de Ministerios Apostólicos de Honduras (CMIAH). Mediante un comunicado informó que 3 mil servidores de Dios no están dispuestos a recibir esta compensación.

Comunicado de CMIAH
Este es el comunicado público donde los 3 mil miembros de CMIAH renuncian al apoyo económico.

El documento aclara que ellos no son partícipes de la solicitud del bono y que no están dispuestos a recibirlo. Consideran que son servidores de Dios y es suficientemente poderoso para suplir sus necesidades.

Otros sectores de la Iglesia Evangélica en contra

Asimismo, el Ministerio Asamblea de Dios, informó que ellos cuentan con un «sistema económico». Puesto que consideran que es la iglesia local que debe velar y proveer para las necesidades de su pastorado y no el gobierno.

Ellos se definen como una institución con «integridad, moral y espiritualidad» incuestionable. Por esa razón no quieren ser cuestionados ni señalados por los diferentes sectores de la sociedad.

En su comunicado citan textualmente: «Si algún pastor nuestro determina recibir el bono que el gobierno ofrece, lo hará a título personal y no a través de nuestra Conferencia Evangélica Asambleas de Dios».

Lea también: ¡Atención! RNP suspende enrolamiento para el fin de semana en Honduras

Polémica 

Hace unos días, el expresidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, Alberto Solórzano, manifestó que el apoyo económico había sido ofrecido por el gobierno.

Además agregó que el subsidio era también para los miembros de la Iglesia Católica, de quienes recibió una pronta respuesta.

La Conferencia Episcopal, en la vocería del padre Juan Ángel López, manifestó en un vídeo que desconocían de este decreto. Sumado a ello, rechazan cualquier incentivo para desviar la atención de la población en temas que no son tan importantes.

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez comentó que «hay favores que después pasan factura y debemos conservar la libertad para anunciar y denunciar para buscar el bien común en todo momento»

El también pastor Mario Tomás Barahona dijo en una entrevista que ellos son servidores de Dios y de la palabra de salvación. Pero que también tienen necesidades económicas y quien quiera tomar este bono está en toda su libertad.

Y ante el rechazo de la población de darle el bono a los pastores evangélicos, Barahona manifestó: «No hay que ser tan egoísta con este gremio que dado la vida por el pueblo hondureño».

Pastores y religiosos de las zonas rurales de Honduras han comentado sentirse mal y en contra por este ofrecimiento. Ya que para ellos la iglesia está para servir a Dios y a la feligresía, no para «recibir de las arcas del Estado».

El proyecto de ley que contiene la propuesta de bono para los pastores, también estipula la ayuda a otros sectores de la sociedad, ya presentó por el Poder Ejecutivo al Pleno del Legislativo para su discusión y aprobación.