SAN PEDRO SULA. Julissa Villanueva, directora de Medicina Forense, dijo que ya son tres meses de la muerte de Sherill Yubissa Hernández Mancía, agente de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y no hay requerimientos.

Villanueva manifestó que ellos ya terminaron con el proceso forense, asimismo, fue entregado todo el informe a las autoridades correspondientes, el cual determinó que la fémina fue asesinada.

«Se han llamado al silencio y este caso como muchos más, parece que va por la vía de la impunidad, no miramos capturados ni que las investigaciones avancen, parece que hay un estancamiento en el caso», dijo la experta a Diario TIEMPO.

Agregó que “existe una autonomía científica y esta es la que se debe respetar porque la
ciencia se verifica. Soy incapaz de faltar a la verdad, a la honorabilidad y al conocimiento que Dios me dio para prestarme a ninguna cosa. Lamento que la prueba científica pretenda ser desacreditada, solo porque el dictamen establece que fue un homicidio”.

LA ATIC DICE QUE FUE SUICIDIO

Para recordar, la joven fue encontrada muerta en su apartamento en el barrio El Calvario en Copán, el pasado 11 de junio. Este suceso despertó sospechas desde el mismo levantamiento del cuerpo, cuando se negó el acceso al forense y a la misma Policía, casi de inmediato, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) aseguró que fue un suicidio, extremo que la prueba científica desvirtuó.

La certificación forense reveló que en la autopsia número A-SPS-0999- 2018 se estableció que “la causa de muerte fue por una herida de proyectil de arma de fuego, la que le provocó traumatismo craneoencefálico abierto y laceración cerebral. Manera de muerte: homicida”.

Lee también: Ricardo Castro se refiere el caso de la agente de la ATIC

POR OTRO LADO

Pese a que el Ministerio Público anunció la creación de una comisión interinstitucional para
investigar el caso, no hay resultados concretos, ni la misma ATIC que debería estar atenta a la evolución del caso por ser la víctima una de sus mejores agentes, ha dado asomo de agilizar la investigación.

Sumado a esto, la pronta declaratoria de un suicidio como manera de muerte por el jefe de la ATIC, dejó al descubierto cómo el caso creaba inconsistencias.

El caso de la agente de la ATIC en Santa Rosa de Copán, sigue siendo un completo misterio

FAMILIARES

La familia en todo momento declaró que Sherill nunca presentó un cuadro depresivo, que era incapaz de matarse. “Han querido crear un móvil distinto al homicidio.  Nos preguntamos por qué. Incluso, cuando vinieron a la velatoria de mi prima nos dijeron que no había testigos, y ahora es que salen con que hay testigos. Hemos pedido un cambio de investigadores porque no estamos conformes con el avance en el caso”, dijo un primo de la
exjefa de la Atic.

El pasado 3 de agosto, producto de la angustia, falleció el padre de crianza de Sherill, Gustavo Mancía.


CRONOLOGÍA

-11 de junio: Trasladan el cuerpo a SPS Practicaron la autopsia que fue la
que reveló indicios que descartaban el suicidio.
-11 de junio: Manera de muerte suicida, indicaba la
ATIC a pocas horas de su hallazgo.
-12 de junio: Velatoria en Jesús Otoro, temerosos se mostraron los
familiares ante la muerte de Sherill.
-13 de junio: Sepultan a la jefa de la ATIC, surgieron dudas ante la versión del suicidio, pues familiares no creen que la joven se matara.
-4 de julio: Homicidio fue el resultado, dice dictamen forense.
-11 de julio: Nueva inspección realizaron técnicos, forenses y agentes en
donde la hallaron muerta.