Tren «fantasma» cargado de oro nazi habría sido descubierto en Polonia

697

Cuenta una vieja leyenda polaca que, allá por 1945, cuando los nazis estaban huyendo en desbandada de los territorios conquistados hacía cinco veranos, un tren lleno hasta los topes de oro, joyas y armas partió desde Polonia con destino a la Alemania de Adolf Hitler. El valor de su carga y el miedo a los rusos -que se acercaban a toda marcha junto a sus carros de combate T-34 a la región ávidos de sangre germana- hizo que se eligiera para su custodia un convoy blindado acompañado de varios soldados de la Wehrmacht (las fuerzas armadas alemanas). Este cuento de hadas acaba de una forma sumamente misteriosa: la locomotora desapareció junto a sus vagones bajo una montaña desconocida y las riquezas desaparecieron para siempre.

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/08/TRENFANTASMA.jpg»]

¿Es real esta historia?¿Qué pudo hacer que un tren gigantesco a evaporarse? Estas preguntas llevan acompañando al mundo desde hace décadas. Sin embargo, 70 años después del final de la Segunda Guerra Mundial, dos excursionistas (uno polaco y otro alemán) podrían haber resuelto este misterio, asegura el diario español ABC. Y es que, tal y como han afirmado varios diarios anglosajones como el «The Guardian» o el «Daily Express» y medios polacos como el «Walbrzych24», estos dos sujetos dicen haberse topado con este tren en unas vías ferroviarias perdidas ubicadas bajo unas montañas de Polonia. De momento, se desconoce la identidad de los improvisados arqueólogos, quienes han señalado que prefieren mantenerrse en el anonimato y que pretenden quedarse con un «pedacito» de lo hallado.

Un extraño hallazgo

La feliz pareja habría hallado, siempre según los datos ofrecidos por los medios polacos, los restos del tren en la ciudad de Walbrzych (al sur de Polonia). Este lugar coincide con la región en la que, según el folclore popular, se perdió el convoy en 1945 (cerca del castillo de Ksiaz, a unos 100 kilómetros de este pueblo). Tras encontrar presuntamente los vagones bajo toneladas de arena, los dos sujetos contactaron con un gabinete de abogados para saber qué les correspondía a ellos de ese gran tesoro y, tras conocer que la cifra ascendía a un 10% del total según la ley, dieron el aviso a las autoridades locales para que investigaran la zona.

En la actualidad, y tal y como destaca la cadena polaca «Polskie Radio», se desconoce como estos sujetos han conseguido hallar el tren. No obstante desde la alcaldía del pueblo han determinado que, en mayo, un equipo profesional hizo seis profundos agujeros en la región en la que podrían estar los restos. «Los abogados, el ejército, la policía y los bomberos están investigando el lugar. La zona no ha sido excavada anteriormente y no sabemos lo que nos vamos a encontrar», explica Marika Tokarska, funcionaria del distrito de Walbrzych.

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/08/TRENFANTASMA1.jpg»]

Por su parte, el diario regional polaco «Se.pl» ha determinado que, de momento, los dos descubridores llevan el hallazgo con suma discreción, al igual que las autoridades. Y es que, un aluvión masivo de población tratando de llevarse un lingote de oro a casa podría desencadenar todo tipo de problemas de seguridad en unos túneles que llevan más de siete décadas sellados. «El caso parece serio, por eso lo tratamos con suma seguridad», ha explicado Jacek Cichura, gobernador de Wałbrzych.

Los descubridores han señalado a través de su abogado (Jaroslaw Chmielewski, a quien entrevistó la cadena de radio de Wroclaw) que han podido disfrutar de algunas partes del tren y han visto que cuenta con varios cañones autopropulsados y está recubierto de placas blindadas. A su vez, y tal y como han señalado algunos funcionarios locales al «Se.pl», se cree que el convoy mide más de 150 metros y cuenta con un máximo de 300 toneladas de oro en su interior (además de todo tipo de armas pequeñas que podrían haber sido utilizadas por los soldados de la Wehrmacht).

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2015/08/oro-nazi-644×362.jpg»]

No obstante, las autoridades han señalado que, de ser cierto su descubrimiento, el tren podría contener también sustancias nocivas como uranio. Así lo ha afirmado la investigadora histórica Joanna Lamparska a este periódico polaco. «Nuestra prioridad es la seguridad del público. Si realmente existe un tren cargado de oro, es probable que esté protegido con explosivos. También existe el peligro de que esté lleno de metano», explica Cichura.