22 C
Honduras
lunes, octubre 18, 2021

Siete tratamientos naturales para las llagas en la lengua

REDACCIÓN. Alguna vez te has preguntado ¿cómo curar las llagas en la lengua?, y es que una simple y mínima herida puede causarte tanta incomodidad, ardor o dolor como para no dejarte ni comer.

Esas llagas se tornan preocupantes cuando se tratan de aftas linguales, son esas que se hacen sentir aún más a la hora de beber o ingerir alimentos.

Estas llagas en la boca pueden aparecer por razones tan triviales como probar una comida muy caliente, morderse la lengua mientras se duerme o cuando se mastican los alimentos, pero sus causas de aparición pueden ser más complejas.

Lea también: La causa de la obesidad no es cuánto comes, sino lo que comes

Debido al ambiente muy húmedo y cargado de bacterias y enzimas de la boca, el curarlas de una manera rápida resulta difícil y complicado. Acá te mostramos varias formas de curarlas con remedios caseros.

¿Por qué aparecen las llagas en la lengua?

Las llagas o aftas en la lengua son pequeñas lesiones en forma de úlceras superficiales, redondeadas, normalmente blanquecinas y con un borde rojo bien definido. Pueden presentarse a cualquier edad.

Como principales causas de su aparición están las mordeduras por accidente, al consumir alimentos muy ácidos, picantes, salados o calientes. También pueden ser debidas a estados alérgicos y como consecuencia de infecciones virales o bacterianas.

Las llagas aparecen en otras partes de la boca.
Las llagas pueden aparecer en varias partes de la boca y son muy incómodas.

No obstante, han sido descritas también en pacientes con estrés, debido a desequilibrios hormonales, por avitaminosis y como reacción a algunos medicamentos.

Algunas enfermedades sistémicas como la enfermedad celíaca, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn, síndrome de Behcet o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida pueden ocasionar llagas en la lengua. El tabaquismo es un factor que las puede provocar o exacerbar.

Son muy frecuentes en personas con un sistema inmune débil, por lo que son comunes en personas con tratamientos para el cáncer o afectadas por SIDA. Cuando las aftas bucales reaparecen frecuentemente, se debe acudir al médico para descartar una enfermedad sistémica.

Por lo general tienden a sanar por sí solas en unos 10 días o menos, pero mientras ocurre el proceso de curación se padece de dolor, inflamación y molestias para ingerir alimentos, tragar y hablar.

¿Cómo curar las llagas en la lengua con tratamientos farmacológicos?

Los tratamientos de las llagas en la lengua dependerán de las características de las mismas. Cuando son leves en la gran mayoría de las ocasiones no requieren tratamiento medico. Pero si son mayores de 1 centímetro o son muy dolorosas si requieren tratamiento con fármacos.

En estos últimos casos lo ideal es visitar al médico (en especial al otorrinolaringólogo) o al dentista, que realizarán un examen físico para observar qué tipo de lesión, sus características y determinar el tratamiento a seguir.

¿Cómo curar las llagas en la lengua con tratamientos naturales?

Si quieres conocer cómo curar las llagas en la lengua con tratamientos naturales, hay algunas precisiones necesarias. Siempre las medidas y los remedios caseros debemos verlos como un complemento y nunca sustituyendo el tratamiento que indique un profesional.

La experiencia popular aconseja algunos productos naturales como paliativos contra las molestias y para evitar que en el futuro aparezcan las dolorosas llagas en la lengua. Aquí te presentamos algunos de ellos.

  • Leche de magnesia

La leche de magnesia aplicada directamente sobre las llagas en la boca tiene un efecto muy beneficioso en la curación de las llagas. Lo mejor es que antes de su aplicación permita la separación de la parte acuosa de la pastosa y las separe.

Tome con un hisopo la parte más pastosa y se la aplica directamente sobre la llaga, permita que esta pasta esté en contacto con la llaga durante 15 o 20 minutos. Después enjuague la boca con abundante agua.

Leche de magnesia.
Leche de magnesia.
  • Solución de bicarbonato de sodio

Actúa como antiinflamatorio y ayuda a mantener equilibrado el pH bucal. Además elimina la membrana de fibrilla que recubre el afta, favoreciendo la cicatrización. Para emplearlo se mezcla 1 cucharada pequeña de bicarbonato y agua: esta pasta se aplica sobre la llaga y se deja actuar hasta 10 minutos. Luego se enjuaga la boca con abundante agua.

Otra variante es diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio en dos tazas de agua y hacer enjuagues después las comidas y antes de acostarse.

  • Enjuagues bucales con agua tibia y sal

La sal tiene propiedades antisépticas, por lo que es recomendada para aliviar los dolores y la inflamación. Para utilizarse se agregan 3 cucharadas de sal por litro de agua, se calienta para favorecer la disolución y se deja reposar.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido