Gracias a un tratamiento alternativo niño supera cáncer de retina

294
niño cáncer retina
El niño continua haciéndose revisiones mensuales.

Al pequeño niño Félix le diagnosticaron, a tan solo 4 meses de nacido, retinoblastoma bilateral, un tumor maligno de la retina que afecta aproximadamente 8.000 niños en todo el planeta.

Tras recibir varias quimioterapias y perder lastimosamente un ojo, el niño seguía en riego de quedar ciego.

 El tumor

Poco después, Félix, viajó de Venezuela hasta España para someterse a un tratamiento en el hospital Sant Joan de Deu, que le permitiera salvar su visión.

El tratamiento se basa, en un virus modificado genéticamente desarrollada por investigadores del hospital Sant Joan de Déu y la compañía VCN Biosciences.

“En este tipo de cáncer, la mayoría de las reactivaciones de tumores se dan dentro del primer año, luego ya es menos frecuente que ocurra”, dijo Genoveva Correa, oncóloga del hospital.

Félix había recibido quimioterapias intravenosas en su país natal, pero el tumor había vuelto a aparecer, el niño ya había perdido un ojo y los padres no querían que su hijo quedara ciego.

Pero como un milagro en sus vidas, apareció la Fundación Simón Bolívar, que pudo ayudar a la familia a realizar un viaje a Barcelona, al hospital Sant Joan de Déu, donde le aplicaron quimioterapia intraocular.

Al principio funciono, pero luego dejó de responder a los tratamientos.

En eso, uno de los médicos que atendían al niño, le comentó su familia, que deberían probar entrar en un ensayo clínico en fase I del virus oncolítico VCN-01 contra el retinoblastoma resistente a la quimioterapia.

 La cura

Al no tener más opciones, los padres aprobaron la idea, el niño recibiría tres inyecciones, una cada 15 días.

Con el paso de las semanas, el tumor de Félix se redujo significativamente y permitió que el niño continuara con su ojo sano y también con quimioterapia intraocular.

Han pasado casi dos años después, y se ha convertido en el primer niño del mundo en superar un cáncer de este tipo gracias a una terapia experimental.

Tiempo después y que ahora tiene cuatro años, Félix ya lleva 15 meses sin rastro de tumor.

“Es muy importante, porque cuanto más tiempo pasa, menos riesgo de que se reactive”, destacó a Jaume Català, oftalmólogo y cirujano al sitio web La Vanguardia

Lea además : Actriz de Disney muere a causa de un tumor

El tratamiento

El VCN-01 es un método, donde  el virus del resfriado común, es modificado genéticamente para que infecte y destruya únicamente a las células tumorales.

“Hemos visto, además, que favorece que las células del tumor sean más blandas, lo que facilita que luego la quimioterapia acceda mejor al tumor”, explica Manel Cascalló, gerente de VCN Biosciences.

Además de Félix, otros dos niños habían participado ensayo.

A pesar de que mostraban, signos de mejoras al tratamiento alternativo, la cura no fue suficiente y tuvieron que someterse a una extirpación ocular.

En esos casos, se había empleado una dosis menor de virus oncolítico.

“Los ensayos en fase I se hacen precisamente para verificar que el tratamiento no es tóxico e ir probando las dosis más adecuadas”, señala Guillermo Chantada, oncólogo de Sant Joan de Déu.

Hasta la fecha, Félix, sigue haciéndose controles mensuales, de su ojo, y así controlar que el tumor no aparezca.

El tratamiento aún se mantiene en solo ensayos clínicos, pero sus creadores dicen que tal vez en un par de meses, ya pueda estar en el mercado de la salud.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn