Traslado de embarques de Chiquita Brands «impacta en el estímulo hacia otras empresas»: Fosdeh

407
Chiquita Brands
Banano de exportación de Chiquita Brands.

Honduras. Ochenta personas desempleadas dejó la partida de Chiquita Brands de Puerto Cortés tras cancelar sus operaciones de exportación y trasladarse a Guatemala.

Ante esto, el licenciado Ismael Zepeda -analista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh)- afirma que «el Gobierno debe ser más específico en cuáles serían las normativas que podrían beneficiar en cierta medida y sobre todo en estos momentos de pandemia para mantener las empresas».

Asegura a Tiempo Digtal, que la partida de compañías como la transnacional es de muy mala imagen para el país ante los ojos de inversores nacionales y extranjeros. «Chiquita es una de las exportadoras de banano más fuertes del mundo».

Zepeda hace énfasis en el traslado parcial (sólo es la parte de operaciones de embarque) de este tipo de inversiones, y cuando eso sucede esto «impacta en el estímulo hacia otras empresas que posiblemente no sean del rubro, pero tienen ciertas características similares.

Se refiere, por ejemplo, a las agroexportadoras u otras del sector agrícola. «Al ver esto, de una empresa muy seria que hizo sus cálculos, y aún así trasladarse a otro país le sale más cómodo (barato), pues el efecto dominó lo podíamos estar viviendo.

La fuga de capital del país

Hay una caravana de empresas que se han ido, no sólo por los costos que está implementando la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC).

El analista se refiere también a la «inversión que se hizo por la mejora de los puertos, el centro de almacenaje y lo que tiene que ver con el fideicomiso de Banco atlántida y la extinta Coalianza».

Por lo antes explicado, muchas compañías han mencionado que se han aumentado los precios. En consecuencia, hicieron «proyecciones y valoraciones de costos» que resultan en una mayor rentabilidad a favor del traslado a Puerto Barrios, por ejemplo, desde donde hará sus embarques Chiquita Brands. 

Ampliar: Allan Ramos: Salida de Chiquita no desestabiliza economía del Puerto

De tal forma, que el tema de la emigración de la transnacional no «sólo se trata del incremento de costos, sino de tiempo y de operaciones».

Las repercusiones van más allá del desempleo de los trabajadores, sino que hay familias que quedan desprotegidas.

Los malos resultados son el producto de un país «que no tiene gobernabilidad, que no tiene estado de derecho y no puede dar una certeza jurídica de los capitales, que influye mucho más allá de los costos o de los privilegios fiscales que les da el Estado a estas empresas. Aún así, prefieren pagar impuestos en otro lado».

Las tierras de las bananeras

Los campos bananeros son una zona productiva de Atlántida, Yoro y Colón. Allí Chiquita Brands tiene fincas que van a seguir operando. Es por eso que se aclara que no deja en su totalidad al país.

Hay varias fincas que también son manejadas por cooperativas que siguen trabajando con la compañía

La transnacional mantiene alrededor de 3,700 hectáreas de cultivos en la zona norte del país, cuyo producto ahora será trasladado por la vía terrestre hasta Puerto Barrios en Guatemala.

Ante el descuido del Estado y la falta de creación de políticas públicas que contribuyan con la producción local y ayuden a los hondureños, empresas como Chiquita «significan gran parte de la economía nacional»: concluye Ismael Zepeda.

 

 

—————————————————————————————————

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo