Tras rescate de El Porkys, policías detienen y golpean a joven en El Progreso

729
El joven manifestó que entre golpes y gritos, intentaron ahogarlo en una pila.

EL PROGRESO, YORO. Un joven capitalino denunció el maltrato y agresión que recibió por parte de la Policía Nacional y miembros de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), en la ciudad de El Progreso, Yoro.

El joven, quien pidió obviar el nombre por motivos de seguridad, denunció ante DIARIO TIEMPO DIGITAL el «infierno» que vivió en las celdas de la posta policial principal de la ciudad ribereña.

Cabe recordar que, la tarde de ayer, mientras El Porkys estaba en el Palacio de la Justicia de El Progreso, Yoro, ubicado en la colonia Palermozona controlada por la delincuenciamareros uniformados como miembros de la Policía Militar (PM), Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP). Y Dirección Policial de Investigaciones (DPI), montaron un falso operativo que engañó incluso a las autoridades verdaderas, y se llevaron consigo a su cabecilla.

Luego de este suceso que ha consternado la vida de los hondureños, se informó que la Policía Nacional reportó a seis personas capturadas la noche de ayer. De manera que el joven que denunció abuso por parte de las autoridades, fue uno de los detenidos.

El joven, de 20 años de edad, originario y residente de Tegucigalpa, llegó hace dos días a El Progreso a visitar familiares. Asimismo dijo que en la ciudad capitalina reside con sus tías, ya que su mamá vive en España y su padre falleció hace 15 años.

Entre lagrimas, el muchacho relató que el iba en camino a comprar, cuando de repente patrullas policiales se le interpusieron en el camino y comenzaron a hacerle muchas preguntas. Dijo que él no entendía qué pasaba.

El joven continuó diciendo que lo subieron a la patrulla y lo llevaron hasta la posta policial, una vez ahí lo ingresaron. «Hasta me robaron 500 lempiras, con los que iba a comprar», agregó.

«Me golpearon, intentaron ahogarme como diez veces en una pila, me dejaron mi espalda y brazos marcados de la macaneada que me dieron. También me preguntaron si yo había matado a sus compañeros, y yo les decía que no, que solo andaba de visita donde mi familia», declaró el joven.

De interés: «El Porkys» ya tenía en su ficha un intento de fuga; ¿quién es este criminal?

«Agentes de la DPI me volvieron a golpear»

«Al cumplirse las 24 horas me dejaron ir porque no encontraron pruebas en mi contra», aclaró el joven.

Luego de abandonar la posta, el joven llegó a una pollera y enfrente de las personas que atienden ahí, «otros agentes uniformados con logos de la DPI, volvieron a preguntarme quién era y seguidamente a golpearme. Ellos no me creían lo que les contesté». Finalmente, aceptaron mi explicación y me dejaron ir, terminó diciendo.