Tras COVID-19 | Expertos prevén panorama económico «de alto riesgo» en Honduras

657
covid-19
Los días pasan y con el COVID-19 sucumbe toda la economía, empleados y empresas; Honduras será incapaz de ver recuperación alguna mientras el Gobierno no establezca una ruta clara y con prácticas diferentes, según economistas.

Además de muertes a causa del coronavirus (COVID-19), otra de las consecuencias que la enfermedad trajo a Honduras es el declive económico que arrastra, día con día, a más empleados y empresas. Las necesidades llevan a la población y diversos sectores a clamar por una reanudación de labores, sin embargo, en el plan para recuperación el Sistema de Salud es el «talón de Aquiles», según expertos en esa rama.

Tras una radiografía del origen de la COVID-19 por un mercado de Wuhan, en China, su propagación a nivel mundial y su llegada a Honduras acompañada de irregularidades durante la emergencia sanitaria, Diario Tiempo Digital consultó con dos expertos en el área económica para conocer su opinión sobre qué depara el futuro para el país.

Ambos coinciden en que el atraso en el Sistema de Salud hondureño es «la piedra en el zapato» para que se materialice la repaertura de la economía nacional, como ya ha pasado en otros países del mundo, incluso en naciones del itsmo centroamericano.

La poca eficiencia para controlar la propagación del virus representa un obstáculo en el desarrollo económico, puesto que, esta fue la razón por la cual se paralizó toda actividad comercial tanto del sector publico, como privado, incluyendo otros rubros como el turismo, transporte, mipymes, entre otras.

Lea también – COVID-19 Honduras: Las deficiencias e irregularidades que destapó una pandemia

Perfil de Honduras es de alto riesgo

A criterio del economista Carlos Urbizo es difícil hacer un pronóstico en torno al escenario que le espera a Honduras en el ámbito económico tras la llegada de la COVID-19 al país.

«Por una parte, no se ha sentado la crisis de salud pública y tampoco tenemos un panorama claro de cuáles son las acciones que está haciendo el Gobierno y hacia dónde se conduce. El perfil de Honduras es de alto riesgo», explicó.

Sin embargo, sostuvo que la reactivación de la economía será muy lenta y para ello, se necesita de la asesoría de especialistas, pero «ese equipo de profesionales calificados tanto en economía como en salud pública no existe», sostuvo el experto.

A renglón seguido cuestionó que «el Gobierno está tratando de salir adelante con la misma gente que ha tenido todo el tiempo y esa misma gente es que nos tiene en las condiciones que estamos actualmente».

Como solución, Urbizo aseguró que se requiere una estrategia extraordinaria con profesionales altamente calificados con experiencia sin conflicto de intereses, «gente que no esté con el Gobierno», enfatizó.

Imposible recuperación económica a corto plazo

Según el entrevistado, debido a la crisis generada por la mortal enfermedad, es virtualmente imposible que haya una recuperación económica a corto plazo.

En ese sentido, ejemplificó con la situación del sector transporte. «Si los buses solo podrán trabajar con el 25 % de pasajeros, quiere decir que necesita una flota 3 o 4 veces más grande que la actual».

«Todo requiere un proceso complicado, y para un país desordenado y pobre como Honduras, la situación se torna más difícil», concluyó Urbizo.

De interés: Cronología COVID-19| Así llegó y se propagó en cada país en 150 días

«Facilidades del Estado son limitadas»

La situación en Honduras, económicamente hablando, es bastante difícil de superar, es la opinión del también experto en la rama, José Luis Moncada.

«En primer lugar, estamos bastante atrasados en el tema de salud y eso ha generado mayor atraso en la reactivación de la economía; por ende, ese espacio ha generado más crisis de empleo con el cierre de empresas y otras trabajando a medio vapor», comentó.

Por lo anterior, Moncada indicó que «las facilidades del Estado se limitan, en el sentido de crear condiciones para que la gente obtenga crédito». Reconoció que no son iniciativas erróneas, porque hay condiciones con mejores tasas, fondos de garantía, pero hay mucho desempleo.

No obstante, cuestionó: «¿De qué sirve incentivar a que se levanten pequeñas y medianas empresas si no hay capacidades de demanda? El error fue desde el inicio al no colocar recursos en diferentes sectores de la economía».

Ejemplo de ello es el tema del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) porque «lo único que se está haciendo es dar un adelanto de ahorros. Pero el Estado persé, más allá de fortalecer el bono 10 mil que ya lo tenía, no veo una estrategia de cómo subsidiar colocando dinero», criticó Moncada.

El experto aclaró que «una cosa es facilidad de crédito y accesos financieros, y otra es darle al que no tiene nada».

En virtud de ello, planteó que en vez de proveer de 145 dólares mensuales por seis meses a cierto sector de la economía del país para que sobreviva, el índice de la pobreza está creciendo.

También lea: COVID-19, «nació» en un mercado chino y se apoderó de 187 países

Presupuesto para manejo de crisis

Por otro lado, el también político, manifestó que Honduras carece de un presupuesto para manejo de crisis. Esto, con impacto para que sectores económicos no se depriman.

Además, «también se necesita personal capacitado en la materia como expertos en manejo de crisis y proyecciones financieras», continuó diciendo.

Mientras Honduras continúa en estricto confinamiento y con más de dos mil casos confirmados de COVID-19, otras naciones ya reactivaron su economía, enfatizó el entrevistado.

En consecuencia, sugirió que «en ciudades que no hay tanto caso, se puede reactivar la economía. Esto, bajo los protocolos de bioseguridad y así evitar que la caída de la economía sea más fuerte. Levantarla va a ser muy difícil», advirtió.