Ricardo Álvarez sobre Trans450: Yo hice mi parte; transportistas debían comenzar a usarlo

362
Trans450
Parte destruida del proyecto Trans450.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Este viernes, el designado presidencial de del país, Ricardo Álvarez, manifestó que se encargó del 95 % de la construcción del proyecto del sistema de transporte público Trans450 y que son los transportistas quienes lo tienen deshabilitado.

En ese sentido, dijo que él hizo su parte al terminar la mayoría del proyecto, enfatizando la construcción de la obra gris de esa infraestructura vial.

«Yo hice mi parte al terminar la obra gris. Lo que se debió hacer es que los transportistas asignados para manejar estos buses que se utilizarían. Así se hubiera podido movilizar la ciudadanía en estos momentos de crisis y desorden», indico Álvarez.

Lea también: Según Ricardo Álvarez, quienes critican el Trans 450 carecen de inteligencia

Hondureños merecen transporte de calidad

Por otra parte, Álvarez aprovechó para pedir a los transportistas para que pongan en uso los autobuses y utilicen las vías del Trans450. Por lo que señaló que existe un pésimo servicio de transporte actualmente y que él dará «las últimas retocadas de los que se requiere».

Álvarez reiteró que se debe ofrecer calidad de transporte, ya que actualmente el rubro solo ofrece unidades en pésimas condiciones y el pueblo hondureño es quien padece los malos servicios de transporte.

«Traigan los buses y pónganlos a caminar y ofrezcan un buen transporte público porque el que pierde es el pueblo. Se merecen un transporte de calidad» manifestó.

Proyecto en el olvido

Cabe destacar que el proyecto urbano de Trans450 es tomado como un total fracaso debido a que hace más de cinco años se prometió su habilitación para uso. Pero hasta el momento la obra gris permanece inhabitada y con algunos daños debido al abandono y la falta de mantenimiento.

Incluso hay partes del proyecto vial que se han destruido para poder realizar la construcción de puentes a desnivel, como ocurrió en el sector del bulevar Centroamérica de Tegucigalpa.

Se supone que el proyecto nació como la solución al control de la congestión vehicular de la capital. Supuestamente la primera etapa solo tardaría de 24 a 30 meses en construirse y se extendería desde el Estadio Nacional al redondel de la Colonia Kennedy, se dio a conocer hace algunos nueve años.