32.3 C
San Pedro Sula
sábado, mayo 21, 2022

Satélite desnuda el caos vial en Yojoa por peaje de COVI

Debes leer

CORTÉS, HONDURAS. Tremendo caos vial se genera constantemente en el “peaje de la muerte” ubicado en Santa Cruz de Yojoa, el cual es administrado por la Concesionaria Vial (COVI), empresa que desde hace años recibe denuncias por parte de ciudadanos que la consideran inoperante y deficiente.

Una de las quejas más sonadas entre la población que a diario debe circular por la carretera CA-5 es el tremendo tráfico vehicular que esa cuestionada caseta de peaje genera.

Según los conductores, no importa si hay lluvia o sol, el tráfico en la CA-5 a la altura de Yojoa siempre está y no hay más responsable que el peaje de COVI Honduras.

Peaje de COVI en Santa Cruz de Yojoa.

Las denuncias

Algunas denuncias indican que desde el comienzo de la fila hasta las casetas de peaje cada vehículo puede tardar hasta 40 minutos, situación que golpea fuertemente la economía de los hondureños si se toma en cuenta que el costo del combustible ha incrementado exponencialmente. Hay otros que afirman haber esperado mucho más que eso.

“Más de una hora estuve haciendo cola hoy en ese peaje de Santa Cruz de Yojoa. Deberían quitarlo cuanto antes”, fue una de las quejas hechas por un ciudadano hondureño.

“Salí de Tegucigalpa a las 2:30 de la tarde y llegué a San Pedro Sula a las 8:00 de la noche. Demasiado atraso en esos peajes”, fue otra denuncia hecha a través de las redes sociales de Diario Tiempo.

Tráfico vehicular en las casetas de peaje de Yojoa.

“Es terrible ese tráfico. Deberían levantar las trancas ante tanta desesperación y es ilógico esperar 30 minutos para pasar y pagar. Ni deberían cobrar. Fuera COVI”, comentó un ciudadano.

“30 minutos no es nada. Estuvimos casi 2 horas para pasar. Son super negligentes. Había una caseta donde la (mujer) que cobra cerró y dejó varada toda la fila”, aseguró otro.

Tráfico vehicular corroborado por GPS

A través de la Google Maps es posible corroborar en tiempo real las denuncias hechas por los ciudadanos que transitan esa carretera.

La plataforma muestra toda la CA-5 y qué tan veloz o despacio circulan los automóviles en los distintos puntos. En el caso del peaje de Yojoa, un gran tramo se muestra remarcado en color rojo, lo cual indica que en ese sector hay un gran congestionamiento vial.

Pero, según especialistas en el tema, al generar tráfico, COVI Honduras está violentando su contrato con el Estado, pues la concesionaria está en la obligación de levantar las trancas si los tiempos en cola exceden 20 minutos.

Juan Carlos Sikaffy, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), exigió a los funcionarios de COVI que cumplan el contrato, pues actualmente el Tiempo de Espera en Cola (TEC) sobrepasa los 45 minutos.

“Seguimos con los problemas de tráfico en los peajes de la CA-5, la espera para pagar excede los 45 minutos. Señores (COVI), cumplan el contrato, si la espera es de más de 20 minutos, deben liberar las trancas para normalizar el tráfico”, publicó Sikaffy.

Peaje de la muerte

Pero el tráfico no es el único problema de ese peaje, sino que, al día de hoy, sigue siendo considerado una “trampa mortal” para los conductores, pues varias veces ha sido escenario de fatales choques.

El más reciente fue protagonizado por una rastra sin frenos el pasado 25 de abril, la cual se incendió y luego cayó a una hondonada. Varias personas resultaron heridas, pues la rastras embistió a algunos vehículos.

rastra
Así quedó calcinada la rastra.

El peaje ni siquiera debería estar ahí

Ante esa problemática, el Congreso Nacional nombró una comisión especial para investigar ese peaje. Uno de los diputados que la integran es Netzer Fernández, quien conversó con Diario Tiempo y reveló que la caseta ni siquiera debía construirse ahí.

“Su ubicación original en el contrato era Caracol, que es una parte de Potrerillos. Vamos a verificar conforme con el contrato”, comentó el diputado.

Por otro lado, Fernández señaló que la comisión ya ha platicado con personas que trabajan en el peaje de COVI, quienes, según él, sienten tanto temor por los accidentes que la última caseta “se la hacen rifada“.

“Le llaman la ‘caseta de la muerte’. Nos comentaban los muchachos que la hacen rifada, porque en cualquier momento se puede ir a desarmar un vehículo. Una rastra podría perfectamente derribar la caseta y eso pone en riesgo al trabajador”, comentó.

Por último, comentó que la comisión examinará de forma exhaustiva el contrato con COVI y que “si puede eliminarse se va a eliminar“.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido