CHOLUTECA (ACTUALIZADO) Trasciende que ha sido encontrado el cuerpo de un segundo minero en la Cuculmeca tras intensos trabajos de búsqueda en el Municipio de El Corpus, al sur de Honduras, sin embargo, se está a la espera de que esta información sea confirmada por las autoridades encargadas de las labores de rescate.

Las acciones fueron reanudadas a las 06:30 de la mañana de este jueves, incorporándose la Cruz Verde y la Cruz Roja y COPECO. También los bomberos, militares y mineros artesanales siguen trabajando en la remoción de escombros para despejar el camino hacia la entrada de la mina ubicada en el sector de San Juan Arriba.

A eso de las 10:30 del mediodía, autoridades del Cuerpo de Bomberos dijeron que estaban próximos a hallarlos dentro de la mina, independientemente si estaban vivos o muertos, aunque la esperanza seguía intacta.

AYER MIÉRCOLES

La noche del miércoles se reportó el rescate del cadáver de uno de los tres mineros que quedaron soterrados en una mina de San Juan Arriba, municipio de El Corpus en el departamento de Choluteca, sur de Honduras.

g

El cadáver de Ariel Aguirre Pérez (23), originario de la comundidad de El Chagüite, fue enterrado bajo la ausencia de sus padres que no lograron llegar hasta el lugar. El cuerpo sin vida de Aguirre Pérez fue rescatado tras casi 24 horas de intensa búsqueda por parte de los cuerpos de socorro, destacando además, que Ariel Aguirre de 23 años murió «aplastado» por una piedra de dos metros.

Nota relacionada: Rescatan muerto a uno de los 3 mineros soterrados en El Corpus

Posteriormente, las labores de rescate se suspendieron a las 22:00 hora local del miércoles para no exponer la vida de los socorristas que trabajaban en el sitio debido a las fuertes lluvias que afectan la zona.

SÉPALO

El incidente ocurrió en la misma mina donde el 2 de julio de 2014 quedaron atrapados once obreros, tres de los cuales fueron rescatados vivos dos días después.

Los restos de los ocho obreros soterrados fueron rescatados cinco meses después del accidente, en diciembre de 2014, debido a la inestabilidad del terreno, la estrechez e incomodidad de la boca de la mina y la falta de seguridad y protección interna.

La desesperación embarga a los familiares y mineros, que por la falta de empleo no les queda otra opción que extraer broza, de donde se saca el oro, a pesar del riesgo en ese sector por la inestabilidad del terreno.

La mina queda cerca de una calle de tierra que muchas veces está en mal estado producto de los climas de la zona, también está abrigada por árboles que la acobijan y viviendas humildes que forman parte de su falda.

Los obreros usan la broza para sacar de las paredes de la mina los fragmentos de oro y plata, sin duda esta es una forma de vida única en la zona y por más que sus habitantes intenten dedicarse a otra cosa, el paso no da más tregua para subsistir.

 

Noticia en desarrollo, ampliaremos