Titular del CONADEH: Estamos gestionando agua y medicinas para la población

460
conadeh
Roberto Herrera Cáceres, titular del CONADEH, habló acerca de cómo las organizaciones de Derechos Humanos están trabajando por la población hondureña en este tiempo de crisis.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Provisión de agua y medicamentos, además de respuesta a solicitudes y reclamos de la población, son las gestiones que está efectuando el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) durante la Emergencia Sanitaria Nacional.

En ese sentido, el titular de CONADEH, Roberto Herrera Cáceres describió las labores que se están realizando. Asimismo, explicó los vínculos que han forjado para cumplir con las demandas y señaló la responsabilidad del Estado con los habitantes.

De igual interés – AAH: Aduanas funcionará con normalidad pese a emergencia sanitaria

Derecho de exigencia

En primera instancia el abogado Herrera planteó que el pueblo hondureño tiene toda la potestad de hacer saber sus carencias y pedir medidas por parte del Gobierno.

«Es importante tener en cuenta que todos los habitantes de Honduras tienen el derecho a plantear sus necesidades y mostrar su expectativa de una acción pronta del Estado para proveer los servicios necesarios», explicó el titular del CONADEH.

En cuanto a la participación de los organismos de Derechos Humanos, planteó que deben dar respuesta a cada una de las peticiones presentadas. Además, verificar la eficiencia del cumplimiento estatal.

«Estamos dedicados, especialmente en la crisis, a buscar la agilización del Estado y supervisar que se den con prontitud las respuestas», detalló.

CONADEH: Hay limitado acceso a medicinas

Debido a la alerta roja que se emitió por parte del Sistema Nacional de Riesgos (SINAGER), el acceso a asistencia médica y la compra de fármacos se ha limitado. Sólo algunas farmacias se han mantenido en servicio y en horarios específicos.

Por consiguiente, CONADEH recomendó al Gobierno que asegure la cantidad de medicamentos necesarios para las personas más expuestas: adultos mayores y quienes tienen enfermedades preexistentes.

«Los tratamientos serán provistos en un mayor número de lo habitual para que las personas no estén retornando a los hospitales y exponiéndose a los riesgos de la afectación», aclaró el profesional del derecho.

Agua

El vital líquido ha sido escaso en el hogar de los hondureños debido al desabastecimiento en las represas. La crisis que generó la llegada del COVID-19 empeoró la situación.

Empleados del Instituto Nacional Cardiopulmonar («Tórax») realizaron protestas en varias ocasiones debido a que no tenían suficiente suministro de agua. ¿Si ni los hospitales tienen, qué puede esperar el resto de la población?

Sin embargo, Herrera asegura que ya se logró enviar la cantidad necesaria a ese centro asistencial, que funge como el sitio número uno con prioridad para pacientes con COVID-19 en Tegucigalpa. Aún así, le preocupan otros sectores.

«Hemos logrado el reestablecimiento del agua en el Tórax, pero nos preocupa que los sectores más vulnerables no la reciban prontamente porque no van a poder atender las recomendaciones y las medidas que el Gobierno señala de higiene», mencionó el comisionado.

Por tanto, afirmó que están articulando coordinaciones para que, a través de COPECO y el SANAA se agilice la provisión en los lugares donde la gente solicite pipas del vital líquido.

Roberto Herrera Cáceres y vínculos

Por otra parte, el comisionado explicó que sostienen asociaciones a nivel local y regional para velar por la satisfacción de las necesidades de la gente.

«Tenemos contactos con COPECO y una coordinación estrecha con la Secretaría de Estado en el Despacho de Salud a nivel local», inició listando.

«También trabajamos con las regionales de salud y a nivel de SINAGER tenemos a nuestro gerente de Veeduría, que es un enlace para actuar en complementación a ellos», amplió.

Por último, el jurista apuntó que deberán ser minuciosos al supervisar que las autoridades no abusen a incumplan sus responsabilidades. De igual manera, capacitarán a la población para que «sepa responder a los deberes y no sólo demandar ejercicio de derechos».

Cabe destacar que, según Herrera, están atendiendo los llamados de los catrachos las 24 horas del día.