Un herido deja tiroteo en la Colonia Guillén, San Pedro Sula

662

SAN PEDRO SULA. Un fuerte tiroteo se reportó la mañana de hoy viernes entre miembros de la Policía y presuntos pandilleros en las cañeras de la Colonia Guillén, zona norte de Honduras.

Información preliminar indica que al menos siete sujetos con varias AK-47 estaban asaltando a varias habitantes de la referida colonia y sacándolos de sus viviendas, ante el tremendo susto, de forma silenciosa decidieron llamar a las autoridades para su intervención.

Ante la alerta, efectivos de la Policía Nacional y de la Policía Militar se desplazaron hasta el sitio, justo en el momento en que presuntos antisociales ejecutaban sus fechorías, por lo tanto, los sujetos al mirar la presencia de las autoridades, comenzaron a descargar sus armas, al mismo tiempo que corrían para esconderse.

Según se dijo, uno de los habitantes de la Colonia Guillén resultó herido en el intercambio de balas, seguidamente, fue llevado al Hospital Mario Catarino Rivas de la ciudad.

De momento, los uniformados se encuentran en un intenso operativo y una tenaz persecución para ubicar a los malvivientes, mientras tanto, los pobladores de la colonia andan hasta machetes en sus manos, pues aducen que no es justo que cualquier sujeto los vaya a sacar de sus casas de habitación.

NOTICIA EN DESARROLLO


ANTECEDENTE

En noviembre del 2016, una persona muerta y dos heridas dejó una balacera en la Colonia Guillén de la zona norte de Honduras.

El fallecido fue identificado como José Orellana Mejía de 21 años de edad. Mientras que los heridos fueron llevados de emergencia al Hospital Mario Catarino Rivas.

El violento hecho se dio a eso de las 9 de la noche. Esto, en la 33 calle y en el interior de una cancha de fútbol de la zona antes referida. Según información proporcionada, cuatro individuos fuertemente armados se bajaron de un vehículo tipo camioneta de color negro.

Justamente llegaron donde estaban disputando un encuentro de fútbol fieles de la Iglesia “Linaje de Jesús” y otros jóvenes más. Seguidamente lo sujetos comenzaron a disparar en reiteradas ocasiones a los muchachos, hasta que uno de ellos expiró.

Tras lo sucedido, los malvivientes abordaron nuevamente el carro y huyeron con rumbo desconocido.  Luego, llegaron elementos de la Policía Preventiva y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) para acordonar la escena. Así como personal de Medicina Forense del Ministerio Público para las respectivas indagaciones. Hasta el lugar del crimen llegaron familiares de las víctimas, quienes con profundo dolor pidieron mayor seguridad en la ciudad.