25.6 C
San Pedro Sula
sábado, diciembre 4, 2021

Tipos de alopecia, o caída de cabello, que existen

Debes leer

REDACCIÓN. Aunque perder cabello siempre preocupa, no todas las alopecias son iguales. Existen unos 100 tipos distintos cuyas causas pueden ser variadas (hormonales, estrés, enfermedades, etc).

Según datos de la farmacia online española Dosfarma.com, España es el segundo país del mundo con más casos de alopecia y casi la mitad de la población la tiene en algún grado.

Estos son los tipos de alopecia más comunes y no todos revisten la misma gravedad.

  • Caída estacional

Quizá te hayas preguntado por qué se cae más el cabello en otoño. Tiene una explicación:

  1. Tenemos entre 100.000 y 150.000 cabellos que pasan por un ciclo vital concreto: nacen, crecen y luego pasan a la etapa de reposo.
  2. Entre un 10-15 % de los cabellos que están en fase de reposo acaba cayendo. Esto provoca que cada día perdamos 100 cabellos de forma natural.

Pues bien, en otoño hay un mayor porcentaje de cabellos que están en la fase de reposo, por eso notamos que se nos cae más el pelo, aunque al cabo de tres o cuatro meses vuelven a crecer de nuevo.

Lea también- ¿Cómo saber si estoy empezando a sufrir hipotiroidismo?

Clara Motos, farmacéutica de DosFarma explica que en otoño puede dar pánico ver que «se nos caen más cabellos que en otras épocas, especialmente si tenemos el pelo largo, porque se ven más». Si se nota que la caída es más abundante de lo habitual, hay que acudir a un profesional, que diagnosticará si se trata de algo más que una simple renovación, añadió.

  • Alopecia androgénica

La alopecia androgénica también llamada calvicie común, es el tipo de alopecia más común entre los hombres, aunque también se produce en la mujer.

Afecta a un 40 % de los hombres y a un 10 % de los mujeres y se debe principalmente a causas genéticas u hormonales. Es más habitual en ellos porque en este tipo de alopecia, los andrógenos, una hormona masculina, hacen que el pelo se vuelva más fino.

Consiste en una pérdida capilar rápida y abundante que, por lo general, comienza con un retroceso en la línea de nacimiento del pelo provocando las clásicas entradas y en la parte superior de la cabeza.

Suele acentuarse entre los 30 y los 40 años y no existen tratamientos eficaces para combatirla, aunque se puede frenar su avance con tratamientos preventivos.

  • Alopecia frontal fibrosante

Aunque la androgénica es la alopecia más común, en las mujeres cada vez se observan más casos de alopecia frontal fibrosante, sobre todo en la etapa postmenopáusica.

Consiste en un retroceso en la línea de nacimiento del pelo en la zona de la frente, como si fuera una diadema. La pérdida de cabello es lenta y progresiva y llega un momento en que puede estabilizarse. Las causas pueden ser hormonales, por ello hay más riesgo tras la menopausia, y se sospecha que puede haber un componente autoinmune.

Las señales que pueden avisar de este tipo de alopecia son la pérdida de pelo en las cejas, o la aparición de rugosidades en la sienes o en la zona frontal de la línea del cabello.

Puede tratarse con fármacos, corticoides, mesoterapia capilar o plasma rico en plaquetas que frenen el proceso inflamatorio que provoca la caída de cabello. Con ello se consigue estabilizar la alopecia, pero no se recupera el pelo perdido.

  • Alopecia difusa

Se caracteriza por una pérdida de la densidad del cabello de forma homogénea y generalizada en toda la cabeza. Se reduce el tamaño del folículo piloso, la cavidad donde crece el pelo, lo que provoca que se vuelva más fino y se vaya debilitando, con lo que se pierde muy rápido.

Las causas pueden estar relacionadas con enfermedades de la tiroides o la falta de nutrientes como el zinc o el hierro. A diferencia de otros tipos de alopecia, la pérdida de cabello puede ser reversible y puntual.

  • Alopecia cicatricial

Las alopecias cicatriciales se producen como consecuencia de enfermedades propias del cuero cabelludo o bien por cicatrices, quemaduras o heridas que provocan lesiones en el cuero cabelludo, lo que genera un tejido cicatricial que impide el crecimiento de nuevos cabellos.

Cuando la causa es una enfermedad del cuero cabelludo se recurre a tratamientos dermatológicos que estabilicen el trastorno. Pero cuando la causa son cicatrices, quemaduras u otras lesiones en la piel, no hay más solución que realizar un injerto capilar.

  • Caída por ingesta de medicamentos

Los anticoagulantes o los fármacos para tratar el cáncer pueden provocar pérdida de densidad capilar y caída de cabello. Suele ser temporal y el pelo se recupera al finalizar el tratamiento.

  • Efluvio telógeno

Se trata de la alopecia más común después la androgénica y es más propia del sexo femenino. Consiste en la caída brusca de un gran número de cabellos, sobre todo en los laterales y la parte trasera de la cabeza, lo que suele alarmar a la persona.

Esta alopecia es en realidad una alteración en el ciclo vital del pelo: no se completa correctamente y se cae antes de tiempo.

  1. Se produce porque muchos folículos entran en la fase de reposo o envejecimiento del pelo, conocida como telógena, que dura entre 2 y 5 meses hasta que se cae del todo.
  2. En esta fase el cabello se vuelve frágil y por eso se cae más fácilmente.

Puede deberse a muchos factores (deficiencia de vitaminas, anemia, enfermedades relacionadas con el sistema endocrino, alteraciones hormonales, o fármacos), pero uno de los motivos más comunes es el estrés.

Este tipo de alopecia suele ser temporal y el pelo se recupera entre los 6 y los 12 meses.

Fuente: Saber Vivir.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias