TGU: matan y queman a sicario que acababa de asesinar a transportista

2108
Vecinos indicaron estar cansado de la inseguridad en la colonia Arturo Quezada.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un supuesto asesino fue aprehendido, ultimado y quemado en la colonia Arturo Quezada de Tegucigalpa, zona central del país, luego de que este asesinara a un transportista en ese mismo sector.

En ese sentido, se debe decir que el conductor de autobús muerto respondía al nombre de Howel Merlo, de 37 años de edad. Mientras que la identidad del presunto criminal, también fallecido, todavía se desconoce.

Según información preliminar, vecinos de dicha colonia le dieron persecución hasta atraparlo, y lo lograron pese a que el sujeto iba en motocicleta. Por tanto, tomaron justicia por mano propia.

Al lugar llegaron agentes de la Policía Nacional para resguardar la escena del crimen y realizar las pesquisas correspondientes del caso.

De manera similar, se hicieron presentes miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos, con el fin de apagar las llamas de la motocicleta con placa M AA 9588 y del cuerpo supuesto asesino.

Por lo tanto, se espera la llegada del personal de Medicina Forense. En virtud de hacer el respectivo levantamiento de los cadáveres en la colonia Arturo Quezada.

De igual interés: Joven es perseguido y luego asesinado en el municipio de Tela

Matan a supuesta extorsionadora frente a ferretería en Hato de Enmedio

Mientras tanto, ayer (miércoles) una supuesta extorsionadora, Suly Alejandra Mancía, falleció tras recibir múltiples impactos de bala en la colonia Hato de Enmedio, sector ocho. Esto, en el interior de una ferretería.

Al lugar se personó la Policía Nacional y también elementos de la Policía Militar del Orden Público (PMOP). Los agentes procedieron a acordonar la escena del crimen.

Luego, llegó al sitio personal de Medicina Forense para realizar el levantamiento cadavérico y trasladar el cuerpo inerte a la morgue capitalina. Por lo cual, se realizará la autopsia correspondiente para esclarecer los pormenores del deceso.

Según información provista por personas en el lugar, la occisa se dedicaba al cobro de extorsión en el sector, lo que habría causado su muerte.

Al parecer, Mancía llegó a la ferretería para cumplir una vez más con el cometido de embolsarse dinero de forma ilegal. Lo dicho indica que arribó en compañía de un hombre, que la esperó en las afueras.

Una vez adentró del recinto, habría iniciado una discusión con uno de los accionistas de la empresa. Seguido, ella procedió a herirlo con arma blanca. Consecuente, el hombre se defendió con su propia arma de fuego, provocándole el fallecimiento instantáneo a la supuesta malviviente.