27.6 C
San Pedro Sula
domingo, julio 3, 2022

TGU: Joven pagó por la muerte de su propio padre; quería herencia

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Por problemas de herencia, un joven pagó por la muerte de su propio padre, quien murió a disparos a manos de un sicario en el barrio La Cruz, de la capital de Tegucigalpa.

Los familiares confirmaron a las autoridades que la víctima es Rubén Cisneros Leiva, de 65 años de edad. Él residía en el barrio La Cruz y era el dueño del taller industrial Cisneros.

Un desalmado joven, mediante pago en efectivo, ordenó que matasen a su propio padre por problemas hereditarios. Hace unos meses atrás, Cisneros sufrió la muerte de uno de sus hijos, quien tomó la fatal decisión de suicidarse.

Respecto a la muerte del padre de familia, parientes y vecinos dijeron que los motivos eran partes de problemas familiares por una herencia.

Uno de los hermanos de la víctima, Benjamín Cisneros Leiva, consideró que “el mismo hijo está involucrado en esta muerte, porque ya había hecho intentos de contratar a una persona que casualmente había sido empleado mío para el trabajito, pero esa persona se negó y le contó a una hija mía”.

El pariente de la víctima señaló que esto se parece mucho a un parricidio, ya que su propio hijo contrató a un asesino para matar a su padre. “Prácticamente eso es lo que pasó, porque él no lo mató, sino que lo mandó a matar, porque contrató a alguien”.

Además, manifestó que lo hizo “por poco dinero, porque el hechor andaba en una bicicleta y en chancletas, cuando mi hermano iba saliendo de la casa para agarrar su vehículo”.

El mal de todo empezó porque “el problema es que mi hermano había adquirido sus riquezas y por ahí le viene el mal”. Señaló que esa es la razón por la que el hijo de Cisneros mandó a matar a su padre.

Lea también – TGU: Interceptan y matan a tres jóvenes en colonia La Rosa

Hijo se arrepintió muy tarde de sus acciones

Luego que ocurrió el fatal crimen, los familiares pusieron la denuncia ante la Policía Nacional. Seguidamente, los agentes iniciaron la búsqueda del autor intelectual del parricidio, rápidamente lo capturaron y pusieron a la orden de la Fiscalía.

Muy tarde, el hechor se arrepintió de lo que sucedió, cuando ya estaba en una bartolina policial. El desalmado joven comentó a una de sus primas que “se sentía arrepentido y que por eso se entregaba a la Policía Nacional”.

El hermano de Cisneros apuntó: “El muchacho tiene que confesar todo y a quién contrató para matar a mi hermano. Si no, ahí están los teléfonos para hacer los respectivos vaciados de sus llamadas”.

De acuerdo a las primeras investigaciones realizadas por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), el hechor intelectual del parricidio estaba molesto desde hace tiempo con su padre porque exigía una herencia monetaria.

Al culminar la entrevista con el hermano de Cisneros, este reveló: “Él siempre presionaba a mi hermano por eso y la semana pasada hasta se tomó unas pastillas, se tomó un bote entero supuestamente para suicidarse”.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido