“Testigo protegido” en caso de narcos denuncia traición de la DPI y MP

3419
testigo protegido
El joven, supuesto testigo protegido, dijo que al menos 10 familiares le han matado por la información que él ha brindado al MP y DPI.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un joven que dijo servir como testigo protegido denunció ayer “el abandono y la traición” por parte de las autoridades del Ministerio Público (MP) y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

A través de medios locales, el joven relató que él servía como testigo protegido del MP y la DPI en casos de personas involucradas en el narcotráfico. Pero días después de estar con ellos brindándoles información, las mismas autoridades se encargaron de “venderlo” (entregarlo).

“Ellos dieron mi ubicación, solo ellos sabían dónde me estaba escondiendo. En un momento comenzaron a matar a mi familia. Primero nos dejaban mensajes escritos de que si no me entregaban les iban a quitar la vida. Yo salí huyendo y me comuniqué con la gente de la DPI y les dije dónde me iba a estar escondiendo y con quién iba. Sin embargo, a los días, aparecieron nuevamente e hicieron una masacre en una finca en 2018 donde murieron mi mamá, mis abuelos, dos primos y una hermana de apenas dos meses”, contó el denunciante.

Nota relacionada: Sobre masacre en Olancho: Pretendían «exterminar» a familia de Lucio Rivera

Testigo protegido: “La DPI me entregó”

En ese sentido, aseguró que todos esos crímenes ocurridos el año pasado se vinculan a la información que él ha brindado a las autoridades policiales.

Asimismo, reveló que los agentes le dieron una clave para identificarlo como testigo protegido, pero con el pasar del tiempo lo dejaron solo.

“Que me dejaron solo no es tanto eso, sino que los de la DPI me entregaron. No es cosa que me lo dijeron, sino que yo vi con mis propios ojos cuando llegaron a matar a mi última gente. Yo vi al jefe de la DPI allí. Es por eso que vengo a interponer esta denuncia una por haberme abandonado y otra por haberme traicionado”, reiteró.

Lea también: Nueva masacre: matan a cinco miembros de una familia en Olancho

Denunciante: “DPI y MP son los culpables de todo lo que me ha pasado”

De ese modo, el muchacho, quien pidió no revelar su nombre, dijo que le ha tocado andar huyendo en partes montañosas donde a veces ni siquiera puede alimentarse.

“Me ha tocado comer culebras, sapos, y cosas así para poder sobrevivir. Ya no aguanto, quiero protección. El MP y la DPI me brindaban seguridad, pero hace cuatro semanas me dejaron solo. Al principio me pagaron un hotel, alquilaron una casa y ya después me mantenían en sus instalaciones. Luego me dejaron ir”, afirmó.

A efecto de eso, el supuesto informante dijo temer por su vida y que si algo le pasa a él es culpa del MP y la DPI porque ellos lo entregaron. “Ellos son los culpables de todo lo que me ha pasado”, aseveró.

Estableció que la DPI de Olancho era quién le brindaba seguridad y que son al menos 10 familiares que le han matado producto de lo que él ha hablado.

“La última masacre fue en julio del año pasado en San Francisco de la Paz donde mataron a cinco personas de la familia Rivera. Esto es producto de lo que yo he hablado porque ellos tenían información de lo que yo había dado”, recalcó.

 Para finalizar, el entrevistado dijo que lo que desea es que se le brinde asilo político en otro país porque considera que la información que ha brindado a las Fuerzas de Seguridad ha sido clave para la captura de personas ligadas a actividades del crimen organizado. Por tal razón su vida está actualmente en grave riesgo.