Térmicas de Laeisz en La Ceiba ponen en riesgo cinco reservas naturales: OFRANEH

811
Laeisz
Las plantas de La Ensenada tienen 10 chimeneas.

ATLÁNTIDA. Luego de que la semana anterior se aprobara una ampliación de 12 años al contrato que Comercial Laeisz tiene con el Estado para venderle energía eléctrica a la ENEE, la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) se pronunció en contra de dicha empresa, manifestando que sus térmicas generadoras están provocando un grave daño al ambiente.

A través de su sitio de difusión oficial, ofraneh.wordpress.com, la Organización denunció una presunta confabulación entre la Alcaldía de La Ceiba y el Ministerio del Ambiente para permitir que Laeisz instalara sus plantas en La Ensenada, el cual, es el sitio «de mayor biodiversidad. Localizado entre los limites del Parque Nacional Gracias a Dios y el Monumento Marino Cayos Cochinos«, se lee en la información dada a conocer.

Además de eso, el OFRANEH manifestó que la termoeléctrica se construyó sin que Laeisz tuviera los permisos ambientales necesarios para hacerlo. El único respaldo que tenía, según la Organización, era un «‘permiso operativo’, que se enmarca en la nueva modalidad de licencias exprés, surgida a partir del Acuerdo Presidencial 008-2015″. 

«(…) Y a raíz  de los cuestionamientos emitidos sobre la ilegalidad de dicha termoeléctrica, se decretó la ley del silencio sobre los las licencias y otros proyectos que se encuentran en trámite», agregó OFRANEH. 

Le podría interesar: 2015-2020: El infructífero y largo historial de LAEISZ con la energía eléctrica de La Ceiba

La lluvia ácida, un efecto a largo plazo

Por otro lado, la Organización advirtió sobre los efectos negativos que dichas plantas ubicadas en La Ensenada por Laeisz provocarán a las áreas naturales protegidas por el Estado de Honduras.

Y es que, OFRADEH afirma que la lluvia ácida alcanzará al menos cinco reserva en un radio de 100 kilómetros cuadrados. Este fenómeno ocurre cuando la humedad del aire se combina con óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre o trióxido de azufre emitidos por fábricas, centrales eléctricas, calderas de calefacción y automóviles que queman carbón o productos derivados del petróleo.

«La lluvia ácida, proveniente de la planta contaminante, afectará a cinco áreas protegidas. Y estas son: Cayos Cochinos, Nombre de Dios, Pico Bonito, Cuero y Salado y Parque Nacional de las Islas de la Bahía. Sentirán los efectos de la lluvia ácida, ademas de los efluvios que se filtran tarde que temprano al mar», comunicó.

Nota relacionada: La Ceiba: incumplida la promesa de Laeisz y Jesús Mejía en 2019; sigue crisis energética

Búnker, más dañino

Asimismo, OFRANEH aseguró que «ninguna de las organizaciones ambientalistas a cargo de administrar las áreas protegidas donde impusieron la termoeléctrica, se manifestaron en cuanto a la posible destrucción ecológica». 

Y es que, las térmicas de Laeisz, según la Organización, producen mayor daño debido a que utilizan búnker como combustible, y no diesel, como lo establecía el contrato desde un principio, pero Jesús Mejía, ahora ex-gerente de la ENEE, concedió permiso al proveedor para que hiciera el cambio de carburante.

«Se utilizará Bunker C., el derivado del petróleo más barato y contaminante. Siendo que en primera instancia Laeisz, se comprometió al uso de diesel para generar 70 megavatios de energía sucia», cuestionó OFRANEH.

Lea también: ODS: Contratos de energía con «otras condiciones» y sin supervisión llegaron al CN

Sépalo:

Hace unos cinco años Grupo Laeisz llegó a La Ceiba con el objetivo de generar energía y así mermar los cortes de electricidad que ocurrían en la zona atlántica del país.

Laeisz aparentó ser la solución a todos los problemas energéticos de los habitantes del Litoral Caribe. No obstante, la realidad es que no fue así. Al contrario, el sufrimiento de los abonados continúa como siempre.

Aun así, la semana anterior se aprobó una ampliación al contrato que Laeisz tiene con la la ENEE. De modo que, dicho grupo continuará vendiéndole al Estado durante al menos 12 años más. Lo anterior ha sido severamente cuestionado por diferentes sectores de la sociedad.

Otra nota: Lufussa: 25 años vendiendo onerosa energía al Estado, y renovó por 10 más


Nota para nuestros lectores: