OV-UNAH: Tasa de homicidios sitúa a Honduras como tercer país más violento de LA

248
Honduras tercer país más violento Latinoamérica
De enero a la fecha, ha habido 36 homicidios más en comparación al mismo periodo de tiempo en 2020.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La licenciada Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), informó que, ante el aumento en la tasa de homicidios, el país de las cinco estrellas sería el tercero más violento en América Latina.

Ayestas detalló que la posición del país es de acuerdo a los datos que se analizaron durante el año 2020. Pese a la pandemia del COVID-19 hubo un incremento en la tasa de muertes violentas.

“En el año 2020 cerramos, información que estamos por completar, con una tasa de homicidios de 38.7 % por cada 100 mil habitantes y eso hace que a nivel de Latinoamérica ocupemos el tercer lugar con una alta tasa de violencia”, comentó.

Migdonia Ayestas
Migdonia Ayestas, coordinadora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH).

Lea además: ONG hondureña emprende campaña a favor de 200 mil desplazados por violencia 

Un problema que afecta al pueblo

Ayestas comentó que la violencia y la criminalidad en Honduras son otros de los problemas que afectan de manera significativa a la población. Los mismos habitantes expresan que si no se están muriendo de hambre o por la COVID-19, son víctimas de la violencia.

Ayestas enfatizó que esto es un gran problema, porque muestra que a pesar de todas las estrategias de seguridad del gobierno, el país sigue teniendo la tasa más alta en homicidios a nivel de Centroamérica.

Es decir, conforme a la coordinadora del OV-UNAH, Honduras ocupa el primer lugar en índices de criminalidad, seguido por países como Belice, Guatemala y El Salvador.

Cifras de 2021

Migdonia Ayestas mencionó que en cuanto a las cifras de este 2021, de enero hasta la fecha ya se reportan 36 más muertes violentas en comparación al mismo periodo del 2020.

El escenario genera mayor preocupación porque fue en marzo donde se presentaron más homicidios a nivel nacional, a pesar de que la ciudadanía continúa en un período de confinamiento por la COVID-19.

Detalló que durante el primer trimestre del 2021, 15 homicidios múltiples (masacres) se han suscitado en Honduras. En cada una de ellas son 3 o más las personas víctimas de la violencia, dejando un saldo de 52 muertes.

Lo anterior, según la investigadora, representa un 63 % de aumento en los casos en comparación al año anterior. La estadística hace que se vaya incrementando la tasa de homicidios en el país.

Datos de la última década 

Los datos que tiene registrados el OV-UNAH de los últimos diez años, indican que se han cuantificado 1,030 escenas del crimen, con 3,806 víctimas.

«Para realizar estos homicidios ha predominado el uso del arma de fuego con un promedio del 79 % en los últimos años. Los departamentos donde más violencia se presenta a nivel nacional siguen siendo Cortés, Francisco Morazán, Yoro y Atlántida», aseguró Ayestas.

Al mismo tiempo, la investigadora añadió que «donde se reporta el mayor número de víctimas es en Olancho, Copán y Santa Bárbara. En cuanto a género, la mayor afectación es a los hombres en un promedio del 90 %, en el caso de las mujeres con un 10 % y son hechos que ocurren a vista y paciencia de las autoridades».

Recomendaciones a las autoridades

La investigadora recordó que «si hacemos un análisis, la mayoría de estas muertes se agrupan en delincuencia organizada aproximadamente en un 65 %, seguido por la delincuencia común que son los robos y hurtos, y en tercer lugar con temas relacionados con la convivencia».

«Es decir, la forma en cómo establecemos nuestras relaciones, dónde ocurren parricidios, femicidios u homicidios relacionados. Dónde dos personas por una discusión llegan al grado de no encontrar cómo resolver un conflicto y sumado a esto la violencia doméstica e intrafamiliar, que en promedio anda en un 25 %», explicó Ayestas.

A mismo tiempo, señaló que las estrategias que actualmente está implementando el gobierno tienen más control y disuasión del delito. Lo indispensable, a su criterio, es que haya más leyes, más militares y que estos cuenten con mayores fondos para tener mayor presencia en los barrios y colonias.

Para enfrentar esta ola de muertes violentas en el país, la coordinadora del OV-UNAH, Ayestas enfatizó que se debe realizar una reorientación de las políticas públicas.