Aeronáutica Civil suspende vuelos en Toncontín por poca visibilidad

355

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Debido a la poca visibilidad que hay en la pista del Aeropuerto Internacional Toncontín, las autoridades determinaron suspender los vuelos; la decisión será revocada al mejorar el clima en la capital.

La decisión se tomó como una medida preventiva. La poca visibilidad en el aeropuerto puede ocasionar dificultad para los pilotos al momento de maniobrar un avión en el aterrizaje. Con esta medida se está evitando una tragedia.

La Agencia Hondureña de Aeronáutica Civil (AHAC) es el ente que compartió la información. Por lo que detallaron que la medida es temporal y estarán a la espera de que retorne la visibilidad en el aeropuerto.

Lea también: COPECO emite Alerta Roja para Francisco Morazán, Choluteca y Valle

Vuelos suspendidos

A continuación enumeramos algunos de los vuelos afectados:

  • Vuelo 480 San Salvador 
  • Vuelo 3017 y 082 Roatán 
  • Vuelo 720 San Pedro Sula 

Asimismo, el vuelo 073  y 022 de La Ceiba y el vuelo internacional el 711 de San José.

La recomendación para las personas que van a viajar o que están a la espera de un familiar es mantener la calma; esto debido a que la medida no es de carácter permanente.

COPECO emite alerta roja en tres departamentos 

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), emitió hace unas horas Alerta Roja en tres departamentos de Honduras. Estos son Francisco Morazán Choluteca y Valle.

La determinación se tomó porque continuarán las lluvias y hay probabilidad de inundaciones. Además del riesgo a posibles deslizamientos por niveles de saturación.

Cabe destacar que la alerta obedece al ingreso de dos sistemas de baja presión; uno que está sobre el sur de Francisco Morazán y el otro al norte de Islas de la Bahía con dirección hacía Belice. La misma tendrá una duración de 48 horas, según detalló COPECO.

Recomendación de Copeco

Evitar el cruce de ríos, riachuelos, vados y quebradas que tengan niveles que estén elevados por las lluvias para evitar poner en riesgo la vida, ya que las corrientes pueden arrastrar a cualquier individuo fácilmente.