Supuesta pareja de pandillero de la 18 trata de ingresar droga a «El Pozo»

361
supuesta pareja de pandillero de la 18
A la originaria de San Pedro Sula la acusarán de varios delitos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Capturada resultó una mujer, supuesta pareja de pandillero de la 18, que hoy intentó ingresar droga e informes de extorsión en la cárcel de máxima seguridad, «El Pozo», en Ilama, Santa Bárbara.

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) la señala de ser «compañera de hogar» de un integrante de la Pandilla 18. Fue identificada como Carmen Lizeth García Martínez, de 30 años de edad, originaria de San Pedro Sula, Cortés.

Según lo informaron, la detención de García Martínez fue ejecutada por la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios. Asimismo mencionaron que la dama se dirigía a visitar al pandillero José Luis Deras Sorto.

Lea también:Capturan a mujer por querer ingresar media libra de marihuana a cárcel «El Pozo I» 

Droga detectada

En ese sentido, el INP detalló que a la ahora aprehendida, se le encontraron cuatro paquetes de supuesta droga (marihuana y cocaína) e informes de extorsión. Lo cual ocurrió tras la revisión a través del «BodyScann».

Tras el hallazgo, la mujer del pandillero fue puesta a la orden de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Siguiendo el procedimiento, fiscales participaron en la extracción de cuatro paquetes. Posteriormente fue puesta a disposición del Ministerio Público.

Aunque aún no se formalizan los delitos en su contra, de manera preliminar se conoció que podría ser acusada de facilitación de medios del transporte para el tráfico ilícito de drogas.

Además se le podría imputar la comisión del delito de facilitación de los medios para la extorsión. Entre lo adelantado por el INP, se prometió que a la dama se le cancelará definitiva del carné de visita.

De visitantes a residentes 

“Aconsejamos a todos los familiares de las personas privadas de libertad y en especial a las mujeres que no se presten a cometer estas acciones ilícitas. Ya tenemos a muchas que llegaron como visita y ahora pertenecen a la población penitenciaria. No arriesguen su libertad”, advirtió el INP.

Más allá de lo informado, el INP notificó que hasta la fecha se han judicializado más de 30 casos similares. En ese orden de ideas, aconsejaron a las mujeres no prestarse para eso y pensar en sus hijos. «Ellos quedan en una situación de abandono y vulnerabilidad».