SULAMBIENTE asume la limpieza de calles en SPS y excluye a las mujeres

1008
sulambiente
El Centro de Derechos de Mujeres se pronuncia sobre le exclusión por parte de SULAMBIENTE.

Los trabajos de limpieza de las calles de San Pedro Sula que durante años fue el sustento para familias completas cerró sus puertas a las mujeres, luego de que pasara a manos de SULAMBIENTE, una compañía que muestra conductas de exclusión social en pleno siglo 21.

Cargando un morral y en espera de llegar al punto de reunión de las cuadrillas, una señora de más de 60 años compartía su experiencia con los pasajeros de una unidad de transporte público. Tenía cerca de 40 años de participar en la limpieza de la ciudad.

«No sé qué voy a hacer si me despiden», comentó. Mientras tanto manifestaba que con los lempiras que ganaba en su trabajo ayudaba a sus hijas y nietos; como una mujer orgullosa dijo que su esfuerzo fue suficiente para que ellos estudiaran.

Su ilusión y esperanza, como la de muchas mujeres, se vinieron abajo cuando las removieron de sus funciones. SULAMBIENTE, una empresa privada, pasaba a tomar el control de la limpieza de las calles de la ciudad.

Y aunque es un detalle que no ha sido explicado por la compañía, las cuadrillas de aseo que antes eran conformadas por al menos un 75 % de mujeres, pasaron a ser dominadas por personal masculino.

Las puertas se cerraron para madres que dependían del trabajo para mantener a sus familias, para mujeres con enfermedades que necesitaban trabajar para costear su tratamiento, para jóvenes y señoras que con lo que ganaban a diario aportaban para los estudios, alimento, vivienda y demás necesidades de sus parientes.

Aunque la lucha de igualdad de género en el ámbito laboral ha sido ardua y se ha mantenido durante años y años, empresas en la actualidad continúan marginando a las mujeres y cerrando espacios para su desarrollo.

Antes los ciudadanos solían ver a mujeres y hombres con escobillas y rastrillos aportando al aseo de la ciudad. Ahora, las calles se limitan a personal masculino. ¿Se trata de políticas empresariales? ¿Por qué tomar esa medida?

Cuadrillas municipales de limpieza antes de que SULAMBIENTE tomara el control del aseo en la ciudad industrial.
Cuadrillas municipales de limpieza antes de que SULAMBIENTE tomara el control del aseo en la ciudad industrial.

Centro de Derechos de Mujeres (CDM) se pronuncia

Merary Ávila, integrante del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) en SPS, se pronunció sobre el caso. Reveló que queda un largo tramo por recorrer para que en Honduras se respeten las políticas de igualdad.

«Muchas empresas, bueno, el mismo Estado, maquilla con la comunidad internacional de que sí están integrando a las mujeres a los trabajos y que están respondiendo a las políticas de igualdad internacional», dijo.

Asimismo agregó que en Honduras hay organizaciones de mujeres y feministas tratando de que se respeten condiciones como salarios justos, participación política en un 50 % y la contratación igualitaria para puestos estatales y en empresas.

«Es una lucha de años y nos basamos en las políticas internacionales de las que Honduras forma parte, las que Honduras ratificó en algún momento y en eso fundamentos nuestras peticiones en todos los espacios», agregó.

Las mujeres todavía son marginadas en el país

Por otra parte, Merary expresó que en el Código Laboral de Honduras falta mucho para alcanzar la igualdad. Aunque hay artículos que benefician a la mujer en estado de gravedad o embarazo, ya necesita actualizarse porque las necesidades son diferentes.

«En el país hay un retroceso en los derechos laborales. Esto lo aprovechan las empresas privadas que únicamente ven el beneficio de la empresa y no de las empleadas», añadió.

Según la defensora de los derechos de las mujeres, todavía reciben denuncias relacionadas a la exclusión en el ámbito laboral. A pesar de ello, trabajan para empoderar y capacitar a féminas para poder defenderse y ayudar a otras.

Merary Ávila, integrante del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).
Merary Ávila, integrante del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

«Tapar el sol con un dedo»

En la página oficial de SULAMBIENTE las imágenes que destacan el trabajo de la empresa están conformadas por hombres. Sin embargo, hay una excepción, y es que abrieron espacio para que una mujer se desempeñe como conductora.

La situación, lejos de parecer alentadora, muestra que tratan de cubrir o aminorar el problema. Sus acciones evidencian la preferencia por la fuerza de trabajo masculino; sin importarles la cantidad de mujeres despedidas al tomar el control de la limpieza.