¿Te da sueño después de almorzar? te explicamos el por qué

419
sueño almorzar
Una comida principal como el almuerzo genera mucho trabajo para el estómago.

REDACCIÓN. Sin importar dónde estés, el sueño se apodera de nosotros después de almorzar. Sin embargo, esta es una respuesta normal del organismo, por lo que no hay de qué preocuparse. Este artículo, explica por qué sucede y cómo se podría evitar.

Trabajo digestivo

Seguramente has escuchado que, luego de almorzar, el cuerpo desvía (un poco) el flujo de la sangre hacia el estómago para mejorar la digestión, por lo que entramos en un estado de reposo que nos da sueño. Esta explicación es un argumento que muchos consideran erróneo.

En ese sentido, el nutricionista australiano, Robbie Clark, explicó al Huffington Post las razones por las que sufrimos de somnolencia después de una comida como la del almuerzo.

Según Clark, la primera consiste en el proceso digestivo, y la segunda, por la insulina. Una comida principal como el almuerzo genera mucho trabajo para el estómago.

Para digerir todos los alimentos, ese órgano necesita una importante cantidad de energía que provoca cansancio y una sensación de somnolencia.

Lea también: CURIOSIDADES- ¿Cuál es el origen de la palabra gay? Aquí te lo decimos

Los carbohidratos y el sueño

Sin embargo, también depende de los alimentos que comamos. Clark expuso que algunas comidas impulsan la producción de insulina más que otras y, a su vez, el exceso de insulina genera que el triptófano (un aminoácido esencial) vaya al cerebro y regule la formación de serotonina y melatonina, hormonas de felicidad y sueño.

Con estas dos hormonas multiplicándose, el cuerpo entra en un estado de relajación que incrementa el sueño.

Además, “aproximadamente el 90% de la serotonina se encuentra en el sistema digestivo”, afirmó Clark.

Por su parte, un estudio que realizó la Universidad de Manchester y que dirigió el especialista en neurociencia, Denis Burdakov, expone que el aumento de glucosa, causado por la comida, disminuye la producción de orexina, un tipo de proteína que nos mantiene en estado de alerta. Lo que propicia aún más el sueño.

Le puede interesar: Templo Satánico vs. Iglesia de Satán: ¿Cuál es la diferencia?

Algunos alimentos que disparan el sueño

Como se dijo antes, no todos los alimentos generan el mismo efecto en el organismo.

Al respecto, la nutricionista Jemma O’Hanlon aseguró que las comidas altas en azúcares, como el arroz, la pasta o el pan blanco, incrementan la producción de insulina de forma rápida.

Mientras que algunas proteínas que se hallan en la soya, las espinacas, los huevos y el queso aportan una alta cantidad de triptófano. Eso también aumenta el sueño después de comer.

Asimismo, las comidas con gran cantidad de grasa también aceleran la producción de insulina, que luego propicia el sueño.

Además: ¿Padece onicofagia? Conozca de qué trata este hábito

¿Cómo disminuir el sueño?

Hay diferentes maneras de evitar esta somnolencia después de una comida. Una es disminuir los alimentos refinados, pues estos contienen azúcares simples que se absorben rápidamente por el organismo, y generan un efecto corto de energía, que al acabarse, provoca un estado de sueño.

Se recomienda comer alimentos integrales que brindan carbohidratos complejos. Así la insulina se genera lentamente y el estado de somnolencia no se produce.

Dormir bien, tener un buen desayuno y hacer varias comidas pequeñas durante el día nos llena de energía. En ese sentido, se evita que el sistema digestivo deba esforzarse tanto manteniendo un nivel de insulina estable. Lo anterior ayudará a que continúes activo después del almuerzo.


Suscríbete gratis a más información sobre Covid-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn