Suegra vs nuera: ¿cómo superar el eterno conflicto?

227
conflictos entre suegra y nuera
Mantener el respeto mutuo y aceptar el rol de cada una, permite una mejor convivencia.

DE MUJERES. Al tener un hijo no se elige quién será la nuera y, al elegir a tu pareja, tampoco tienes la opción de poder elegir a tu suegra. Es normal que en muchas ocasiones no exista «feeling» o sintonía, entre ambas.

Ocurre, que algunas suegras viven con una idea preconcebida de la nuera que quieren tener; al no cumplirse las expectativas, se desencadena un sentimiento negativo, casi involuntario, y se consideran las decisiones de la nuera como actos de rebeldía.

Por parte de la suegra, se pude percibir intromisión en los asuntos económicos de la familia, en asuntos laborales, en la crianza de los hijos. Muchas veces, la nuera es percibida como alguien que quiere entrometerse en la familia y quiere apartar a su pareja.

La relación puede ser más tensa cuando la madre no termina de aceptar que su hijo ha crecido y es independiente, y que está formando su propia familia; como ella ya hizo en su momento.

Lea también- En seis pasos: ¿Cómo hacer que tus suegros te amen?

Pero todo se agrava más, si la nuera no es capaz de entender las emociones de su suegra. No debe ser nada fácil ver volar a un hijo, pero es necesario adaptarse a este cambio. Es un proceso largo y, al ser una “pérdida”, también se debe hacer duelo.

Debemos tener en cuenta, que las personas que pasan a formar parte de nuestra familia política son personas que no hemos elegido directamente, sino que “nos han tocado”.

Sin embargo, son relaciones necesarias y, por lo tanto, es necesario trabajar para que sean lo más sanas posibles.

Pequeños cambios para solucionar el conflicto

  • Definir los roles de cada una con firmeza.
  • Respetar los espacios.
  • Acordar las visitas para que no se conviertan en una invasión a la personalidad de la pareja.
  • Mantener una comunicación fluida.
  • Resolver los conflictos cuando surgen, no callarlos para evitar que se magnifiquen.
  • Nunca perder el respeto.
  • No hacer campaña de desprestigio contra la otra.

Si eres suegra, evita:

¿Qué puedes poner de tu parte para mejorar el conflicto con tu nuera?

  • Acepta que tu “chiquitín” ya no lo es tanto
  • Acepta las normas de la casa
  • Acepta a tu nuera tal y como es
  • Ofrece tu ayuda, será muy apreciada, pero no la impongas

Nueras, deben evitar:

  • Comparar a tu suegra con tu madre
  • Usar lo que te cuenta tu pareja sobre su madre, contra ella
  • Tampoco uses a tus hijos para hacer campaña en contra de tu suegra

¿Qué puedes hacer por mejorar esta rivalidad?

  • Haz que tu suegra se sienta valorada
  • Entiende lo duro que puede ser alejarse de su hijo
  • Ante todo, mantén siempre el respeto

Al igual que pasa con cualquier otra persona cuando la conoces, puede pasarte con tu suegra o tu nuera y, por ello, nos hacemos mucho bien cuando somos capaces de normalizar la situación.

No conviene exagerar el problema, que normalmente no va más allá de algunos desencuentros anecdóticos. Con pequeñas modificaciones en la forma de relacionarse, el conflicto entre suegra y nuera pasa a un segundo plano.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn