Solórzano: Polémica «desanima» a pastores necesitados a recibir bono

342
Bono pastores
Según Solórzano, el bono puede oscilar entre los L2,000 y L1,500 y que se entregaría de dos a tres meses "nada más".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El bono para los pastores de la tercera edad ofrecido por el Gobierno, según la Confraternidad Evangélica, ha desatado polémica. Sobre esto, el pastor Jorge Solórzano es del criterio que esto ha desanimado a los pastores más necesitados de recibir el polémico bono.

Cabe recordar que el proyecto ya fue enviado al Congreso Nacional, mediante el cual, se busca entregar a los líderes religiosos una bonificación de aproximadamente L10 mil mensuales. Pero, este decreto contempla otros beneficios.

El pastor, quien ha sido cuestionado por varios sectores del país, aclaró que el bono fue un ofrecimiento del Gobierno. Además, explicó que este también se ha entregado a otros sectores de la sociedad. A su vez, manifestó que días atrás la directiva de la Confraternidad Evangélica de Honduras fue invitada para poder conocer acerca del mismo.

A su vez, declaró: «Sentimos, incluso, con toda la controversia que se ha levantado para aquellos que esto pudo haber significado una posibilidad y una esperanza durante dos o tres meses. Ahora mismo no sé si se sentirán tan animados de poder acceder a este beneficio».

Lea también: Convocar a elecciones sin nueva ley: procesos serán viciados como antes, aseguran

Solórzano: Bono es para ser solidarios con pastores de la tercera edad

Según Solorzano, el punto de partida del decreto es ser solidarios con las personas de la tercera edad. Agregó que para recibir el bono, el primer requisito a llenar es ser de la tercera edad. De igual forma, los pastores deben de comprobar condición de calamidad doméstica y que estén enfermos con necesidad de medicamentos.

«Se trató desde un inicio de un ofrecimiento y tenía que ver con que los pastores pudieran acceder a un bono, al igual que se estaba ofreciendo, insisto, a los diferentes sectores», reiteró Solórzano.

Además, el líder religioso detalló que invitaron a la directiva de la Confraternidad Evangélica para que apoyara en comunicaciones. En ese sentido, dijo que, a través de ellos, los pastores interesados en el bono, recibirían información relacionada con la dependencia del Estado para que el trámite fuera personal.

«Este es un trámite personal, no internacional. Cada persona interesada deberá abocarse al lugar que el gobierno defina y llenar una hoja de requisitos para ver si califica; solo entonces puede hacerse acreedor a ese bono. Si no califica no lo va a poder hacer», aclaró.

Bono no será permanente según el líder religioso

De igual forma, el pastor reveló que el bono puede oscilar entre los L2,000 y L1,500 y que se entregaría de dos a tres meses «nada más». «No es un bono permanente, para toda la vida. Es un bono momentáneo para que la persona pueda hacerle frente a la situación que está viviendo», sostuvo.

Por otra parte, Solorzano expresó que con ese bono, los pastores en estado de calamidad no van a resolver todos sus problemas; sin embargo, reconoció que podrá servirles para comprar algún tipo de alimentos o medicamentos.

Recalcó que el bono no será de entrega general a todos los pastores, solo se beneficiarán los afectados por la pandemia del COVID-19.

Cabe mencionar que el decreto también busca incluir a los líderes evangélicos a las atenciones del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), entre otros beneficios.