CORTÉS, HONDURAS. El equipo médico de la Unidad Estabilizadora para Pacientes con Covid-19, del Gimnasio Municipal, despidió ayer sábado entre aplausos a otros seis hondureños que lograron recuperarse de la enfermedad.

Por segundo día consecutivo, la sala reportó la misma cantidad de altas médicas. El viernes salieron seis pacientes e ingresaron siete nuevos. Este sábado. se dio el alta a otros seis y sólo ingresaron tres.

Los pacientes dejaron la Unidad, conmocionados por la alegría de volver a sus hogares con sus seres queridos.

Le podría interesar: Hijo de empresario fallecido por Covid-19 en SPS: «Murió sufriendo solo, sin poder despedirse»

Palabras de agradecimiento y sensaciones indescriptibles

Carlos Jiménez, de 72 años estaba entre los pacientes que recibieron la buena noticia de partir hacia sus casas. Él, visiblemente conmovido y derramando lágrimas de alegría,  afirmó que la presencia de Dios lo acompañó en todo momento.

«Yo solo quiero aconsejarle a la gente que busque de Dios, porque solo Él da la vida.
Agradezco a los médicos que me cuidaron, y los bendigo», expresó con dificultad a causa del llanto.

También Sandra Elizabeth Orellana y Vilma Ortez, recibieron la aprobación de los galenos para marcharse a sus respectivas casas.

«Gracias a Dios nos han atendido bien durante este difícil proceso. Me voy feliz de reencontrarme con mi familia», comentó Vilma Ortez, mientras cargaba en sus brazos sus pertenencias, medicamentos y resultados de Rayos X y otros exámenes de laboratorio que comprueban su recuperación.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo.