Singapur utiliza perro robot para recordar el distanciamiento a ciudadanos

174
perro
Un "perro" robótico dará vueltas por los parques de Singapur recordando a las personas que mantengan la distancia entre sí.

REDACCIÓN. La sección de Tecnología en Diario TIEMPO Digital te informó con anterioridad que China desarrolló un compañero canino de metal y circuitos que acompaña a su dueño a donde sea.

Es capaz de correr, saltar, y hasta hace trucos. Pero, resulta que, desde otro país, Singapur, han decidido aplicar a los perros robóticos a las medidas de contención contra COVID-19.

Es importante saber que ese territorio insular asiático ha sido pionero en la incorporación de tecnología a las acciones para evitar la propagación del padecimiento. En ese sentido, anunciaron el despliegue de los canes en los lugares que suelen ser más concurridos.

El modelo experimental en Singapur se llama «Spot» y se le incorporó un equipamiento con bocina en su lomo para que transmita un mensaje pregrabado en parques.

La prueba inicial consta de dos semanas y se desarrolla en el parque Bishan-Ang Mo Kio, mismo que patrulla Spot. Allí, ronda en las horas «pico» de la mañana y la tarde. Mientras se moviliza, se escucha el mensaje dirigido a los visitantes que les exhorta a mantener el distanciamiento social.

La idea es que se designarán otros amigos robots para que cumplan con la misma función en otros parques nacionales y lugares comúnmente abarrotados.

De igual interés: Esteriliza lo que sea con UVGLO, dispositivo que se adapta a tu móvil

Cámaras de escaneo

Es importante saber que la máquina en mención, cuyo comportamiento puede ser autónomo o controlado, estará equipada con cámaras. Esos dispositivos son capaces de escanear los alrededores.

El propósito de instalar esas grabadoras de video es ayudar a los dirigentes de la nación a estimar cuántas personas se reúnen en los parques. Además, podrán idear nuevas soluciones a futuro.

No obstante, las fuentes del Gobierno insisten que los datos recabados por Spot no permitirán rastrear ni reconocer a ninguna persona. Los sensores, según especificaron, no están diseñados con esa función. La presencia de más perros se daría pronto es otros lugares, como los jardines del Lago Jurong.

Las autoridades locales no están dando nada más esa tarea a los singulares «animales». También, se les está probando en un centro de aislamiento, donde transportan y entregan artículos esenciales como medicamentos. Aunque no se especificó cuánto peso puede soportar, si es similar al modelo chino, aguantará unos cinco kilos.

En los parques, nadie se atreve a meterse con Spot, pues es capaz de saltar y perseguir a las personas a 3,3 metros por segundo.