REDACCIÓN. El Síndrome de Rebeca hace referencia a aquellas situaciones donde una persona experimenta celos hacia las ex de su pareja actual. En la actualidad, cada vez es más frecuente desarrollar este tipo de sentimientos, según afirman algunos psicólogos.

Esto puede deberse a diversas causas, desde una baja autoestima hasta una necesidad imperiosa de compararse con los demás. A veces, puede que incluso la pareja sea la causante de esta situación.

¿Por qué se llama síndrome de Rebeca?

Este síndrome recibe ese nombre inspirado en la película de Alfred Hitchcock llamada de igual manera, “Rebecca”, y estrenada en el año 1940. A su vez, la producción cinematográfica se basó en la novela “Rebeca”, de Daphne du Maurier.

En dicho largometraje de culto conocemos la historia de una joven dama de compañía que vive un romance con un millonario viudo y se acaba casando con él. Por desgracia para la nueva esposa, el ama de llaves y el resto del servicio de la casa (una imponente mansión llamada Manderley) se muestran hostiles hacia ella desde un principio.

La joven es constantemente comparada con la anterior mujer. Esta es santificada, glorificada y admirada por todo el mundo y, poco a poco, la protagonista empieza a sentir que su autoestima cae en detrimento de la imagen intocable de la fallecida.

Por ello, comienza a desarrollar unos celos que no tienen razón de ser, especialmente cuando se descubre que la relación de su marido con su anterior esposa era del todo menos feliz y apacible.

Lea también: Esto suele hacer una pareja feliz después de una discusión

¿Cómo es el síndrome de Rebeca?

Es aquel que causa celos provocados por las relaciones anteriores de la pareja actual.

Es por esto que la persona afectada puede llegar a sentir celotipia incluso de una ex fallecida de su actual pareja.

Al tratarse de alguien a quien se considera como un rival del pasado, es común que la persona con el síndrome imagine situaciones felices que esa persona vivió con su pareja.

También es frecuente que quien padece este síndrome suponga que aquella persona es o fue más inteligente, bella o atractiva, entre otras. Es decir, que le asigne cualidades resaltantes.

Esto lleva a quien sufre de celos a tener un comportamiento complaciente con el otro, aunque también puede ocurrir lo contrario, que se sienta superior. Lo cierto es que esta situación afecta seriamente a la convivencia en pareja, llegando a ocasionar conflictos o a destruir por completo la relación.


🔹 Suscríbete gratis a más información sobre el #COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo