Sin permiso, laboratorios en SPS aplican pruebas rápidas de covid-19

410
muestra de prueba relacionada al covid-19.

Honduras. La famosa prueba rápida, cara e inexacta, según los especialistas, se hace por doquier en los laboratorios de San Pedro Sula, quienes no tienen licencia para trabajar con sospechosos de covid-19.

Es un tema bandera entre la población hondureña, quienes desde el inicio d ela pandemia en el país, muchos están atemorizados, y cuando tienen síntomas relacionados al virus buscan con urgencia una prueba que los saque de dudas.

Pero… ¿recibieron los laboratorios la aprobación de la Secretaría de Salud para hacer estas evaluaciones relacionadas al virus? No: respondió la jefa de la Región Metropolitana de Salud, doctora Lesbia Villatoro, ayer en una consulta.

Sin embargo, el pasado 21 de mayo, la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa), informó que autorizó de manera temporal el ingreso al país de 34 tipos de pruebas rápidas de diferentes fabricantes durante esta emergencia.

Lo anterior es una contrariedad entre las mismas autoridades sanitarias, ya que lo ideal es que los laboratorios en el país reciban la inspección de parte del la Unidad de Vigilancia de Marco Normativo de Nivel Central, en el caso de la la Capital Industrial, es un equipo parte de la Región Metropolitana.

«Todos los laboratorios tienen que apegarse al marco normativo, a la modificación de la licencia para hacer la prueba rápida y la del hisopado», le explica a Tiempo Digital la licenciada Blanca Betancourt, jefa de la unidad de vigilancia.

Hasta el momento sólo tres laboratorios han solicitado la inspección, la cual ya se hizo, según la funcionaria, para incorporar las modificaciones correspondientes y no poner en riesgo a la población durante las tomas de muestra y manejo de deshechos.

Cabe aclarar, que esos tres laboratorios que van a entrar con tecnología molecular para analizar las pruebas PCR que requieres de hisopado, ya están haciendo las pruebas rápidas sin adquirir aún la licencia, al igual que el resto de sus homólogos.

La preocupación sobre el hecho de que los centros de toma de exámenes no tengan su nueva autorización es, que debido a lo contagioso que es el covid-19, los protocolos de bioseguridad cambian.

Eso se describe desde que entra el paciente, le hacen la toma de sangre (en el caso de los test rápidos) y «el descarte» de esos insumos utilizados, explica Betancourt.

En otras palabras, es necesario que cada laboratorio haga análisis de temperatura y esterilización con desinfectantes -ya sean de alcohol u otro líquido- cuando entran los clientes. Además, los espacios de distancia adecuados entre los sospechosos.

Sumado a eso, el equipo médico o de microbiología deben contar con sus trajes, mascarillas o caretas y guantes desechables.

Por otra parte, y aún más delicado, es que cuenten con el proceso de Ley para descartar los reactivos: desde el algodón, las laminas que se usan para hacer una prueba, las micropipetas y otros insumos.

«El problema es que los laboratorios, algunos tienen algunas medidas, pero no es los mismo botar una jeringa de otro examen que una usada para covid», enfatiza Betancourt.

El proceso adecuado es que al dejar de utilizar cada utensilio para la toma de muestra, se debe poner «dentro de una bolsa roja y esterilizarla con cloro u otro líquido. Luego se guardan en un lugar especial del centro de análisis para que una empresa incineradora (contratada) los recoja para quemarlos», explica la profesional.

¿Por qué es importante que los propietarios de estos centros cumplan con esos requisitos? Porque el virus puede durar activo hasta tres días sobre una superficie, explica la profesional de la Salud. Por ende, si esos insumos, incluyendo batas y guantes, no son incinerados, cualquier persona los puede tocar y contagiarse.

No hay insumos para la Unidad de Vigilancia 

Es muy importante aclarar que la Unidad de Vigilancia de Marco Normativo no ha podido cumplir con el rol de inspecciones entre los laboratorios de San Pedro Sula. Esto, porque no tienen los insumos de protección «ni un vehículo que los traslade».

Hay que recordar que la Regional Metropolitana de Salud está concentrada en proveer, en primera instancia, a los centros que atienden a sospechosos de covid-19.

El Gobierno no provee a todas las entidades para hacer un trabajo integral, por lo que las autoridades sanitarias en la Capital Industrial deben priorizar.