Sin casa y amenazados se sienten los desalojados de los bordos de El Pedregal

266
Personas desalojadas en los bordos de El Pedregal.

Cortés, Honduras. Ayer alrededor de 20 familias, que vivían en los bordos de El Pedregal, fueron víctimas de un violento desalojo que ordenó la alcaldía de San Pedro Sula, ahora fueron beneficiados con donaciones, pero también amenazados.

Es por eso que durmieron a la intemperie, algunos rodeados de sus pocas pertenencias, por lo que algunos ciudadanos se solidarizaron con ellos. Principalmente les dieron comida: baleadas, semitas, tamales, entre otras.

Otros decidieron darles ropa, incluso una empresa de bordados les dio camisetas blancas. También recibieron zapatos.

Lo anterior es muy apreciable y suple necesidades básicas de esta gente por el momento. Su principal petición es ser reubicados y tener una vivienda.

Ellos no cuentan con los recursos para comprarse una casa, pero sí solicitan que les lleven a un lugar donde les den el acceso para pagar con cuotas bajas una residencia.

Se sienten amenazados

Cabe mencionar que un hombre, quien ayer fue víctima de descargas eléctricas de parte de la Policía, ha declarado que los están amenazando.

LEA: Renunció directora del PANI tras supuestas investigaciones

El sampedrano dijo que se siente «triste» porque las autoridades les han afirmado que si sigue la problemática les van a quitar los niños.

«No nos gusta que nos amenacen. Yo no quiero que me quiten a mi niña», aseguró el preocupado padre.

Prórroga de 24 horas

La representante legal de la Fundación por los Derechos Humanos de las Personas Vulnerables lograron que se autorizara una prórroga de 24 horas.

Ese espacio de tiempo, que culmina la noche de hoy, fue utilizado para que la Policía Nacional no intentará correr a los habitantes de los bordos. También para trabajar por conseguir un lugar para reubicar a los habitantes de los bordos de El Pedregal.

«Logramos hablar con las autoridades para darles 24 horas más. Al parecer se les había notificado hace seis meses el desalojo», dijo la abogada.

«También hay que ubicarlos en otros lugares donde puedan hacer la compra de sus terrenos. Donde sepamos que los niños no están en peligro. Necesitamos que se puedan organizar», agregó.

Por otro lado dijo que se logró conseguir la contribución de vehículos para que se lleven sus pertenencias.