Sin casa siguen al menos 61 familias que resultaron damnificadas con las lluvias de octubre

165
Aldea Suyapa
Hasta el momento, los pobladores afectados de la Aldea Suyapa siguen esperando que autoridades del Gobierno cumplan con la promesa de terrenos ofrecidos.

TEGUCUIGALPA-HONDURAS. Sin una casa donde festejar cálidamente la noche buena pasará al menos 61 personas que resultaron afectadas con las torrenciales lluvias presentadas en octubre del presente año, y que actualmente continúan albergadas en la escuela Monseñor Jacobo Cáceres de la Aldea Suyapa.

De ese modo, a dos meses de permanecer en dicho centro educativo, las 61 personas que conforman unas 18 familias perdieron las esperanzas de celebrar la navidad y el año nuevo en sus propias viviendas. Y hasta el momento siguen esperando que autoridades del Gobierno cumplan con la promesa de terrenos ofrecidos.

A efecto de eso, en estas vísperas de Navidad, a los damnificados lo único que les queda es soportar las inclemencias de la vida. Algunos aún recuerdan las promesas y excusas de los empleados gubernamentales. Por lo que, la oferta de una oportunidad para comenzar de cero es aun distante previo a la celebración de las fiestas de Noche Buena, y Fin de Año.

Gisselle Moreno, una joven madre relató a medios locales que por “los protocolos” gubernamentales permanecen desde el 13 de octubre en el centro educativo. Institución donde ya no podrán habitar en el 2019 por el inicio de clases.

Nota relacionada: Casas inundadas y derrumbes por fuertes lluvias en Tegucigalpa

Ciudadanos afectados: “Jamás pensamos pasar Navidad en este lugar”

Otra de las afectadas identificada como Suany Bonilla contó entre lágrimas que jamás pensaron pasar estas fiestas de navidad en ese lugar.

“Perdimos nuestras casas y es muy difícil estar aquí.  Más por nuestros hijos, hemos estado enfermos. El frío enferma y después de tener lo propio terminamos en esta escuela”, lamentó la entrevistada.

Cabe señalar que debido a las constantes lluvias que azotaron a la capital en el mes de octubre, las autoridades edilicias tomaron la decisión de trasladar a las familias hasta el centro educativo.

Leonor García, una vecina afectada, comentó en su momento que la problemática se registró en el sector 4 de la populosa aldea.

De ese modo, se informó que las personas afectadas no solo se evacuaron por la saturación de agua en el suelo, sino también por una falla que a travesaba algunos de los hogares.