Silencio oficial tras desastre ambiental «marca OABI» en Roatán

1076
desastre ambiental
En la zona se colocó una especie de cortina llamada "boom" para evitar que las sustancias se expandieran.

ROATÁN, HONDURAS. ¿Quién paga los platos rotos? El derrame de combustible y aceite en «Los Fuertes», Roatán, supone un riesgo para la vida marina pero las cinco instituciones que deben responder ante el desastre ambiental llaman al silencio y se escudan en una investigación vigente de la que desconocen los avances.

En un comunicado, la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) se quitó de encima toda responsabilidad, aduciendo que las sustancias nocivas salieron de una grúa que no está bajo su custodia. Analistas difieren: fue del hundimiento de dos antiguas y descuidadas embarcaciones.

Los buques «Emporio» y «AJ Transport», de acuerdo a informes de fuentes de credibilidad a Diario TIEMPO Digital, tienen más de cinco años en el abandono. Entre 2011 y 2014 ambos fueron asegurados por la OABI a Carlos Arnaldo Lobo, alias «Negro Lobo», donde también figuraban yates, botes pesqueros y lanchas.

Un voraz incendio consumió la embarcación Wizard en junio de 2019. Se confirmó que era propiedad del «Negro Lobo» y permanecía en «Los Fuertes«, la misma zona donde ocurrió el derrame de combustible y aceite. Pero la OABI se negó a brindar tan importante detalle.

Lea también: Barcos que contaminaron Roatán estaban bajo custodia de OABI

El incendio consumió la embarcación Wizard y ocurrió el 23 de junio de 2019 en "Los Fuertes", Roatán.
El incendio consumió la embarcación Wizard y ocurrió el 23 de junio de 2019 en «Los Fuertes», Roatán.

Silencio oficial

Ante su negativa de hacerle responsables, reporteros de TIEMPO TV contactaron a Selvin Fernández, vocero del Ministerio Público en La Ceiba, la regional encargada de la investigación del desastre ambiental en Roatán.

Sin embargo, Fernández comunicó que todavía no tienen el expediente del caso; la fiscal encargada de recabar los datos en Roatán no los ha enviado, pese a que el incidente ocurrió el viernes 24.

En busca de reacciones y conocer el avance, se procedió a llamar a las oficinas de la Fiscalía de Roatán y Marina Mercante de Roatán, y curiosamente, sus números telefónicos estaban deshabilitados. Mientras que la titular de MiAMBIENTE en Roatán y Marina Mercante de La Ceiba no respondieron la llamada.

El Instituto Nacional de Conservación, Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF) negó tener parte en el tema. Las cinco instituciones vinculadas directamente al caso llaman al silencio oficial, ¿quién se hará cargo del desastre?

Cinco instituciones llamaron al silencio oficial: OABI, Marina Mercante, Ministerio Público, ICF y Mi AMBIENTE.
Cinco instituciones llamaron al silencio oficial: OABI, Marina Mercante, Ministerio Público, ICF y Mi AMBIENTE.

Arrecife coralino en riesgo

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) brindó apoyo y aseguró que logró extraerse el 60 % de las sustancias derramadas. Además colocaron una especie de cortina llamada «boom» que impide la expansión.

Ecologistas isleños enfatizaron que los desechos constituyen un peligro para la salud humana y la seguridad marítima. “La corrosión se traduce en daños físicos a ecosistemas cercanos, mediante la proliferación de desechos marinos”.

Podría interesarle: Extraen petróleo tras hundimiento de embarcaciones en Roatán

En Roatán se ubica el Parque Nacional Marino de Islas de la Bahía, donde hay parte del arrecife coralino de Honduras, incluido en el Gran Sistema Arrecifal Mesoamericano.

«Puede haber consecuencias negativas para las actividades comerciales y turísticas que dependen de la salud del ecosistema marino”, concluyeron los defensores locales del ambiente.