Serie de delitos acreditan a supuesto asesino de joven misionero

Los antecedentes son por los delitos de lesiones, amenazas, robo. Así como por homicidios y tráfico ilícito de estupefaciente

243

Tegucigalpa-El supuesto victimario del joven misionero, ultimado en las cercanías de la UNAH, tiene acreditado varios delitos en su hoja de vida.

El detenido ayer  responde al nombre de Wilmer Leonel Sierra Maradiaga, de 39 años de edad.

Según información brindada por la comisionada Ponce, de la Dirección Policial de Investigación (DPI), el imputado, tiene antecedentes policiales.

Los antecedentes son por los delitos de lesiones, amenazas, robo. Así como por homicidios y tráfico ilícito de estupefaciente.

Sin embargo, también a trascendido que el detenido ha sido capturado al menos diez veces y recién acababa de salir de la cárcel.

La captura de Sierra Maradiaga, se dio en horas del medio día de ayer en la colonia El Manchén de Tegucigalpa.

Cabe resaltar, que al momento de ser presentado a los medios de comunicación el acusado del asesinato del joven misionero Jonatan Ordoñez, guardó silencio.

Luego a Sierra Maradiaga se le vio sonreír, sin saber  que motivó ese gesto.

Por otro lado, la ropa que vestía el detenido tenía manchas rojas, supuesta sangre. Asimismo, la comisionada Ponce dio a conocer que al detenido se le decomisó una motocicleta color blanca. La que se supone pertenecía a Jonatan.

Nota de la captura: Detienen al supuesto asesino de un joven cerca de la UNAH

Joven asesinado iba camino a la iglesia

Según la información de los familiares, el joven Jonatan Ordoñez, iba camino a la iglesia, cuando fue sorprendido por la muerte.

Ordoñez, se congregaba en la iglesia de Los Santos de los Últimos Días. El templo está ubicada frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Es decir, fue asesinado a unos metros antes de llegar a su destino.

Además, los cercanos al devoto joven de la religión Mormón, siempre cruzaba la UNAH para llegar al templo.

Pero el domingo que fue asesinado decidió tomar otra ruta, sin saber que lo estaba esperando la muerte.