Según el IHTT, unos 200 buses “brujitos” realizan competencia desleal

190
IHTT
Actualmente hay al rededor de quince unidades decomisadas, según denunciaron los transportistas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT) aseguró este día que al menos 200 unidades de buses “brujitos” realizan competencia desleal en el país.

Así lo denunció Rafael Ruiz, comisionado del recién creado instituto de transporte, al asegurar que unas 76 rutas en Tegucigalpa se ven afectadas con la circulación de estas unidades.

Sumado a ello, indicó que los “brujitos” no están registrados en el IHTT; por lo que pidió a los usuarios del transporte público hacer uso de las unidades que circulan legalmente.

Lea también: Los buses “brujitos” se visibilizan y paralizan tráfico en Tegucigalpa; piden legalización

Ordenamiento

El funcionario del IHTT fue enfático al recordar que el objetivo de crear la institución que representa es el ordenamiento en el servicio de transporte público. Sin embargo, aclaró que lo anterior se logra mediante el respeto de horarios de llegada y salida de buses.

En ese sentido, «se busca mantener un servicio digno para los usuarios hondureños», según dijo Ruiz.

Protestas

Es oportuno mencionar que el pasado lunes, un nutrido grupo de conductores de los llamados buses “brujitos” paralizaron sus labores. Según anunciaron representantes de ese rubro, exigían la legalización de sus unidades.

Inicialmente, la protesta tuvo origen en los puentes de la colonia El Carrizal, pero minutos más tarde se movilizaron a las cercanías de Metro Mall.

Transcurrida la mañana, los transportistas no obtuvieron respuesta favorable de las autoridades; y agentes de seguridad desalojaron a estos para liberar las calles tomadas.

Antecedentes

En agosto de 2018, conductores de los “brujitos” se organizaron para realizar una protesta pacífica; argumentaron que ya que estaban “cansados de que se les decomisen sus unidades”.

En esa ocasión, los transportistas se tomaron las calles del bulevar Fuerzas Armadas para ejercer presión y obtener un permiso de operación.

Los representantes de ese sector productivo del país tampoco fueron escuchados, por lo que decidieron retomarse las calles en este tiempo.